CEO de Bankinter

Dancausa niega que España esté en quiebra pero pide un Gobierno que "acierte"

  • El banco ganó 1.250 millones en los nueve primeros meses, un 468% más gracias a las plusvalías de la salida a bolsa de Línea Directa

  • El beneficio recurrente también mejoró un 61% por las menores provisiones para afrontar futuras pérdidas por la pandemia

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. / Fernando Villar

2
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha asegurado este jueves que no piensa "en absoluto que España tenga un riesgo de quiebra". Aunque no lo ha citado, el mensaje ha sonado como un reproche al presidente del PP, Pablo Casado, que lo afirmó en una reciente entrevista a 'El Mundo'. "En absoluto creo que esté en riesgo de quiebra, no comparto esta afirmación, no creo que sea buena hacerla, no me parece muy acertada", ha afeado.

La ejecutiva, en cualquier caso, también ha deslizado una crítica al Gobierno. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha resaltado, el país no alcanzará el PIB per cápita de antes de la pandemia hasta el segundo trimestre de 2023 y ello "no es aceptable", por lo que es preciso "adelantar la recuperación". En esta sentido, se ha mostrado convencida de que se va a conseguir gracias a las empresas, pero ha matizado que también "hace falta un Gobierno que apoye todo ello y acierte en las políticas económicas y sociales".

Dancausa, asimismo, ha asegurado "no estar segura" de que la promesa presidente Pedro Sánchez de que la factura de la luz será este año como la de 2018 más la inflación acumulada gracias a las medidas del Ejecutivo se vaya a cumplir. "La solución no es decir cosas que no se van a poder cumplir. Lo importante es que la gente sea consecuente y las promesas se cumplan", ha lanzado.

Bankinter ganó 1.250,6 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un incremento del 468% respecto a los 220 millones del mismo periodo del año pasado que se debió, fundamentalmente, a los 895,7 millones en plusvalías obtenidos por la salida a bolsa de su filial Línea Directa en primavera. El banco cedió a sus accionistas el 82,6% de las acciones de la aseguradora y la operación se hizo a un precio superior al que el grupo tenía valorada su participada, de ahí las plusvalías.

Noticias relacionadas

Sin ese efecto, el beneficio del banco hasta septiembre hubiera sido de 354 millones, también con un notable incremento del 61% propiciado por las menores provisiones ordinarias (-34%) para hacer frente a las pérdidas que la pandemia provocará a los bancos por impagos y devaluación de sus activos, si bien ha destinado 45 millones obtenidos por la liquidación de un fondo de renovables para aumentar su hucha para hacer frente a sentencias que le obliguen a devolver dinero a sus clientes. El banco ha refrendado su objetivo de superar al cierre del 2023 el beneficio récord que obtuvo en 2019 (551 millones), para lo que deberá obtener con el negocio bancario 100 millones de ganancias que sustituyan lo que le aportaba Línea Directa.

La entidad sigue siendo una de las españolas con una rentabilidad recurrente sobre el capital más alta: 9,4% excluyendo la plusvalía de Línea Directa. También está entre las que tienen un capital más elevado (12,3%) y una morosidad más baja (2,4%). El fin de las moratorias hipotecarias aprobadas al inicio de la pandemia, ha subrayado, no han producido "ningún impacto" en el ratio de impagos. Todo ello, ha afirmado, le ha permitido retomar desde el 1 de octubre su tradicional política de pagar al accionista el 50% de su beneficio, una vez retiradas las limitaciones impuestas por el Banco Central Europeo (BCE) al pago de dividendos.

Temas

Bankinter