AUTOMOCIÓN

Opel paga una multa de 64,8 millones por las emisiones de sus coches diésel

  • Opel fue multada tras concluir una investigación que revelaba que varios de sus coches diésel generan más emisiones que las declaradas a la Autoridad Federal del Transporte de Motor.

  • La investigación, según recuerda la marca, no acusa a la misma de acto intencionado o criminal y descarta el uso de ningún dispositivo ilegal, como sí ocurrió en el 'dieselgate'.

Nuevo logotipo de Opel

Nuevo logotipo de Opel / Opel

1
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Opel ha pagado una multa de 68,4 millones de euros impuesta por la oficina del fiscal de Frankfurt por haber vendido coches diésel con unas emisiones superiores a las declaradas a la Autoridad Federal del Transporte de Motor. La sanción se enmarca en las conclusiones de una investigación realizada a principios de año, que declaraban que varios coches de la firma de Rüsslesheim emitían una cantidad "significativamente mayor" de emisiones a las declaradas al regulador del transporte alemán.

La multa, según confirmó la misma compañía automovilística a una agencia de noticias alemana, la dpa, ha sido aceptada sin recurso y pagada. Sin embargo, Opel recordó a la dpa que, sin embargo, la investigación no contiene ninguna acusación de acto intencionado o de acto criminal, así como que tampoco apunta al uso de ningún dispositivo ilegal, como sí fue encontrado en los vehículos implicados en el 'dieselgate' años atrás.

Historial de Opel

Noticias relacionadas

Opel cerró la declaración a la dpa insistiendo que todos sus vehículos cumplen con los requerimientos legales para su circulación, pero no por eso ha estado exenta de polémica alrededor de algunos de sus modelos. Por ejemplo, como recuerda Autonews, en 2016 la marca tuvo que especificar que el Zafira usaba un software que apagaba los sistemas de control de emisiones del sistema de escape a ciertas velocidades para proteger el motor. En esta ocasión no se encontró motivo para sancionar ni acusar a la compañía.

En 2018, sin embargo, Opel tuvo que llamar a revisión muchas unidades con exceso de emisiones por imposición de la misma Autoridad Federal de Transportes de Motor. Por aquel entonces la compañía solventó el problema mediante un nuevo software para controlar dicho problema.

Temas

Opel