Industria alimentaria

Noel invierte 35 millones de euros en una nueva fábrica de cárnicos en Olot

  • La firma familiar abre una nueva planta especializada en productos frescos, de una superficie de 16.345 metros cuadrados y que empleará a 200 personas

La nueva planta de Noel en Olot.

La nueva planta de Noel en Olot. / Cedida

1
Se lee en minutos
El Periódico

La empresa familiar Noel ha anunciado la puesta en marcha de una nueva fábrica de productos cárnicos en Olot (La Garrotxa), para la que ha invertido un total de 35 millones de euros. La nueva planta estará especializada en el despiece, envasado y congelado de productos frescos, tendrá una superficie de 16.345 metros cuadrados y que generará 200 nuevos puestos de trabajo; según ha informado la compañía en un comunicado este martes. Estas nuevas instalaciones han sido diseñadas y construidas priorizando la colaboración con proveedores locales, a los cuales se ha destinado más del 50% de la inversión total.

La empresa gerundense ha arrancado este mes de octubre la actividad de su nueva planta, aunque la totalidad de la fábrica todavía no está operativa. A medida que las obras e inversiones se vayan concretando, la firma irá ampliando su operativa, con la previsión de estar al 100% a principios del 2022. Noel refuerza con esta inversión su control sobre la totalidad de la cadena de producción, aumentando la operativa en los primeros compases del producto y reduciendo su dependencia de otros proveedores, lo que le permitirá ajustar costes y aumentar en competitividad. A nivel energético, la planta dispone de 4.974 metros cuadrados de placas fotovoltaicas, que generarán 983.446 kWh en el año destinados a autoconsumo.

Noticias relacionadas

Si bien históricamente Noel empezó hace dos generaciones como fabricante de embutidos, hoy ha expandido su mercado a un amplio abanico de productos cárnicos; con el circuito íntegro de producción, desde el campo hasta el envasado, pasando por el despiece y tratamiento de la carne. "Sumado a nuestro proyecto de granjas propias, dispondremos de un control absoluto de la trazabilidad de la materia prima que se destina no solo a la producción de elaborados frescos, sino también a otras divisiones del grupo como la unidad de negocio de charcutería”, ha afirmado el director general de Noel, Joan Boix.

Noel es una empresa familiar, actualmente dirigida por la tercera generación de propietarios y en vías de traspasar la gestión a la cuarta, que opera en 66 países de todo el mundo y factura algo más de 800 millones de euros anuales.

Temas

Empresas