Generalitat

Los funcionarios catalanes cobrarán este noviembre el 100% de la paga extra pendiente desde el 2014

Protesta de los funcionarios.

Protesta de los funcionarios. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Los empleados públicos catalanes cobrarán en su nómina de noviembre el 100% de la paga extra retirada en el 2014 y pendiente desde entonces; según confirman fuentes de la 'conselleria' de Presidència y sindicales. El Govern de la Generalitat se avanza así a su propio calendario de pagos, pues estaba firmado que este año abonaría el 55% de ese pago pendiente y que durante el año que viene pagaría el resto. Finalmente el Ejecutivo liderado por Pere Aragonès acelera los pagos y finiquita una deuda pendiente con los trabajadores públicos catalanes desde hace más de un lustro, cuando Artur Mas decidió retirar esa remuneración extra en aras de cuadrar las cuentas públicas. El desembolso previsto para acometer dicho pago será de 533 millones de euros; según confirman fuentes de la 'conselleria' dirigida por Laura Vilagrà, y beneficiará a unas 225.000 personas.

El retorno de las pagas extras retiradas durante la época de recortes en Catalunya era un tema enquistado y no resuelto durante los años de recuperación económica. Hasta el punto de que en el 2018 fue motivo de una huelga convocada por el sindicato IAC y de otra organizada por CCOO y UGT, que no llegó a celebrarse y se desconvocó horas antes de empezar. Esa última convocatoria se desactivó después de que el anterior responsable de Funció Pública -y hoy 'vicepresident'- Jordi Puigneró cediera a pactar con las centrales un calendario de retorno de los derechos pendientes. Entonces se firmó que la primera paga se abonaría entre el 2019 y el 2020 y que la siguiente se abonaría entre el 2021 y el 2022. "Hemos hecho un esfuerzo presupuestario importante para juntar esos 533 millones de euros para cubrir esa paga pendiente [...] y avanzar el pago para revertir estos recortes", ha declarado la 'consellera' de Presidència, Laura Vilagrà.

CCOO y UGT reivindican el avance

Noticias relacionadas

Los empleados públicos catalanes no tendrán que esperar tanto y antes de acabar el curso tendrán en su nómina esa extra pendiente y que, durante varios años, dejó a los funcionarios de la Generalitat como los únicos en todo el Estado con pagas extras retiradas y no reembolsadas. Esta paga extra la cobrarán 225.000 empleados públicos que en el 2014 estaban en activo, lo que incluye a aquellos que ya se hayan jubilado o causaran baja. La contrapartida del compromiso trasladado este lunes por la 'conselleria' de Presidència a los sindicatos es que otro pago pendiente sí deberá esperar al año que viene. Este es el complemento de productividad, un plus que se acumulará para el ejercicio que viene.

Para formalizar los fondos disponibles para el retorno de la paga extra pendiente, el Govern aprobará en el Consell Executiu de este próximo martes un decreto ley para tal menester. "Este retorno no es ninguna medida de gracia del Gobierno, sino fruto del sindicalismo de lucha y con capacidad de negociación", afirman desde CCOO. "El acuerdo de hoy es una muy buena noticia para los más de 200.000 servidores públicos de la Generalitat de Catalunya, a los que se nos expolió parte de nuestras retribuciones", han manifestado desde UGT en un comunicado.