Conflicto laboral

Los funcionarios catalanes están llamados a la huelga el 28 de octubre contra el abuso de interinos

  • La IAC, el sindicato más representativo entre los empleados públicos, y la CGT registran una jornada de paros para presionar al Gobierno para que asegure que ningún interino en abuso pierda su plaza

Aprobado el decreto que da prioridad a los interinos para sus plazas. En la foto, protesta de interinos en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. / JORDI COTRINA / VÍDEO: EFE

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Los funcionarios catalanes están llamados a la huelga el próximo jueves 28 de octubre para protestar contra el decreto aprobado por el Gobierno para regularizar la situación de centenares de miles de interinos en toda España. La IAC, el sindicato más representativo en la función pública catalana, y la CGT han convocado una jornada de paros para presionar el Ejecutivo (y a sus potenciales socios) y exigirle que la nueva normativa evite que ninguno de los eventuales que desde hace años ocupan un puesto estructural en la Administración pierdan su empleo. Fuentes del Departament de Treball confirman que la huelga ha sido registrada. Los paros no cuentan con el apoyo de CCOO y UGT, sindicatos firmantes de la nueva ley de interinos, y tampoco de la Intersindical-CSC, con importante representación en la función pública catalana tras las últimas elecciones sindicales.

El decreto del Gobierno para solventar el abuso de la temporalidad se encuentra actualmente en trámite en el Congreso de los Diputados. Los grupos parlamentarios han presentado sus enmiendas al texto que el Ejecutivo salvó por la mínima -literalmente fue de un voto- gracias al apoyo 'in extremis' de ERC. El real decreto, previamente pactado con CSIF, CCOO y UGT, pretende, entre otros, estabilizar unas 300.000 plazas actualmente ocupadas por interinos y que deberían estar ocupadas por funcionarios de carrera. Ello no significa que esos 300.000 interinos vayan a ser automáticamente convertidos a fijos, sino que se abrirán oposiciones a dichas plazas, que esos interinos pueden conseguir o no. Lo que, en las actuales condiciones, les dejaría en la calle con una indemnización de 20 días por año trabajado.

Noticias relacionadas

Las centrales convocantes de los paros en Catalunya presionan para evitar eso y que el Gobierno modifique, en el actual proceso de enmiendas, el texto normativo. "Las que hi som, ens quedem" (Las que estamos, nos quedamos) es el lema de la convocatoria de huelga del próximo 28 de octubre. La reivindicación de las centrales es la conversión automática a indefinidos de todos aquellos interinos que puedan demostrar estar en abuso de la temporalidad. Según el nuevo real decreto ya vigente, la Administración considera que un interino no puede ocupar durante más de tres años una misma plaza y que debe ser cesado automáticamente si ello sucede, con el fin de evitar perpetuar ese abuso de la temporalidad. Abuso por el que el Reino de España ha sido censurado en repetidas ocasiones por la justicia europea.

El Gobierno ya movió ficha respecto al texto inicial y desde la tribuna de oradores en el Congreso la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, se comprometió a que aquellos interinos que llevaran 10 años en el mismo puesto de manera ininterrumpida y que sobre el mismo no se hubiera convocado oposición pasarían automáticamente a ser fijos. La conversión automática es una medida que el PSOE ha rechazado desde el primer momento, alegando que ello vulnera el principio de libre concurrencia que debe cumplir toda oposición. Pero para atraer a ERC al acuerdo aceptó esta medida. Ahora la negociación pivota para modificar las condiciones de esas conversiones (si serán 10 años o menos, por ejemplo). Todavía no hay fecha exacta para la votación de enmiendas en el Congreso que modifique el texto normativo.