Seguridad Social

Escrivá reserva 1.900 millones para la paguilla de enero de los pensionistas

  • Las más de 9,8 millones de pensiones tendrán una 'extra' a partir de enero

  • El Estado compensará la desviación entre la subida inicial del 0,9% y la inflación anual media hasta noviembre

El ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá; en el Congreso de los Diputados.

El ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá; en el Congreso de los Diputados. / Juan Carlos Hidalgo / EFE

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

El ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha previsto una partida de 1.900 millones de euros para atender la ‘paguilla’ que cobrarán los pensionistas a partir de enero para compensar el desvío de la inflación en 2021. Las prestaciones contributivas de la Seguridad Social subieron el 0,9% con carácter general con efectos desde el 1 de enero pasado. Para evitar la pérdida de poder adquisitivo, los pensionistas tiene derecho a recibir una paga que compense la diferencia entre el 0,9% y la inflación media de doce meses hasta el mes de noviembre. 

En espera de conocer el IPC de noviembre, y tomando como previsión una inflación media de los doce meses previos (de noviembre de 2020 a noviembre de 2021) en el entorno del 2,25%, el proyecto de Presupuestos del Estado para 2022 incorpora una previsión de 1.900 millones de euros para atender esta paguilla, según ha admitido este jueves el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en rueda de prensa. Con esta cantidad se deberá evitar la pérdida de poder adquisitivo de los más de 9,8 millones de pensiones contributivas el sistema de la Seguridad Social que perciben 8,9 millones de pensionistas.

Para una pensión media de jubilación de 1.193 euros, la paguilla de enero podría suponer en torno a 234 euros.

Subida en 2022

Además, el mismo dato de la inflación media hasta noviembre -que el Gobierno prevé en el entorno entre el 2,2% y el 2,3%- también determinará la subida de las pensiones en 2022, que se aplicará sobre las cuantía de cada pensión de 2021 después de haber sido actualizada en función de la inflación media hasta noviembre (las pensiones no contributivas subirán el 3% en todo caso).

Así, el impacto presupuestario total de una mayor inflación en 2021, por encima de lo que se estimó al empezar el año, sumará 1.900 millones con cargo a las cuentas de 2021 y al menos otro tanto con cargo a las cuentas de 2022, hasta un total cercano a los 4.000 millones de euros.

Nueva ayuda a la infancia de hasta 100 euros

En la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para 2022, el ministro José Luis Escrivá, presentó sus planes para reforzar la prestación el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que, según precisó, ya alcanza a 350.000 hogares y más de 800.000 personas, de las que el 40% son menores de edad. Se espera que a finales de año serán 390.000 los hogares beneficiados por esta prestación que se revalorizará el 35% en 2022.

En 2022 se prevé reforzar el IMV como instrumento de lucha contra la pobreza infantil con la puesta en marcha de un nuevo complemento de ayuda a la infancia.

Este complemento supondrá una cuantía mensual de 100 euros por cada menor de 3 años; de 70 euros para niños de entre 3 y 6 años y de 50 euros entre 6 y 18 años. Este complemento del Ingreso Mínimo Vital lo recibirán los hogares que cumplan dos requisitos: aquellos que no superen el 300% de la renta garantizada del IMV para su tipo de hogar (por ejemplo, para un hogar con dos adultos y dos menores, la cantidad en 2022 ser a de 2.757 euros mensuales) y que no superen el 150% del umbral de patrimonio correspondiente a su tipo de hogar. Es decir, lo cobrarán los actuales perceptores del IMV con menores a su cargo y otros hogares de rentas bajas, pero no en pobreza extrema, según las explicaciones de Escrivá.

Equilibrio presupuestario en 2023

El presupuesto de la Seguridad Social para 2022 roza los 180.000 millones de euros, de los que algo más de 175.000 corresponden a prestaciones. En cuanto a los ingresos, se prevé que asciendan a 173.640 millones; de ellos 136.344 millones provienen de cotizaciones sociales (con un incremento del 7,5% sobre la previsión de liquidación de este año), el resto son aportaciones del Estado. La Seguridad Social prevé cerrar 2022 con un déficit equivalente al 0,5% del PIB antes de alcanzar el equilibrio presupuestario en 2023.

Bases y tipos de cotización

Las medidas incorporadas al proyecto de Presupuestos de 2022 recogen una subida del 1,7% de la base máxima de cotización, que pasará a ser de 4.139,40 euros, frente a los 4.070,10 euros de ahora. La base mínima, por su parte, pasará a ser de 960,60 euros mensuales (frente a los 944,40 euros actuales), aunque esta cantidad será revisada en función del nuevo salario mínimo interprofesional que se determine para 2022.

Los tipos de cotización continúan siendo del 28,30 % por contingencias comunes, del 1,30 % por contingencias profesionales, del 0,90 % por cese de actividad y del 0,10 % por formación profesional, que el total suman 30,60 %.

Noticias relacionadas

Por su parte, la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos subirá un 1,7 % el año que viene, un incremento que también experimentará la base máxima de este colectivo, según el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022.

L