Ahorro

La riqueza neta de las familias alcanza un récord de 1,7 billones de euros

  • Los activos financieros de las familias crecen más que la deuda contraída hasta mitad de año

  • El 41% del ahorro se concentra en efectivo y depósitos y el 25% en acciones de empresas

 Sede del Banco de Espana  en Madrid.

Sede del Banco de Espana en Madrid. / JOSE LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

La riqueza financiera de las familias se situó en el segundo trimestre del año por encima de los datos precovid, alcanzando niveles récord, tanto en términos brutos (hasta un total de 2,48 billones de euros), como en términos netos después de descontar la deuda contraída. Así la riqueza financiera neta de los hogares se situó en 1,713 billones de euros en el segundo trimestre -después de anotar un crecimiento del 7,2% respecto del mismo periodo del año anterior- fruto del mayor ahorro de las familias y de la reducción de su endeudamiento.

Según la estadística sobre las Cuentas Financieras de la Economía Española hasta el segundo trimestre, publicada este lunes por el Banco de España, los activos financieros de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro (ISFLSH, oenegés) alcanzaron a finales del segundo trimestre de 2021 un importe total de 2,484 billones de euros, el 5,1% más que el año anterior. Este dato refleja tanto la adquisición nueva de activos financieros -que fue de 68.800 millones de euros en el último año, concentrada en los depósitos y, en menor medida, en los fondos de inversión- como la revalorización anual de los mismos en el último año, que ha añadido 51,1 millones de euros a la riqueza de las familias gracias a la mejora de las cotizaciones bursátiles. En relación con el PIB, los activos financieros de los hogares y oenegés representaron un 214,1% a finales del segundo trimestre de 2021, esto es 12,1 puntos más que un año antes.

Efectivo y depósitos

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 41% del total), seguido de participaciones en el capital (25%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (15 %).

Frente a sus activos financieros, la deuda de las familias (pasivos) siguió descendiendo en el segundo trimestre del año, hasta los 770.229 millones de euros, lejos de los 793.629 millones de 2013.

Como resultado de la diferencia entre los activos y los pasivos, la riqueza financiera neta de las familias alcanzó a finales del segundo trimestre una cifra récord de 1,713 billones de euros, equivalentes al 147,7% del PIB. Esta ratio es 11,1 puntos porcentuales superior a la del año previo.

Noticias relacionadas

Según la estadística del Banco de España, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares alcanzó 1,673 billones de euros en el segundo trimestre de 2021, elevando al 144,2% del PIB el endeudamiento del sector privado español (diferente del protagonizado por el sector público). Se trata de una cifra que supera en el 1,8% la del mismo periodo del año anterior (1,644 billones, equivalentes al 140,5% del PIB de mediados del año pasado).

En particular, la deuda consolidada de las sociedades no financieras aumentó desde los 933.000 a 961.000 desde el segundo trimestre de 2020, alcanzando un 82,8 % del PIB. Si se incluyese la deuda interempresarial, la ratio sería un 106,4%, según los datos del Banco de España.