Cambio en el empleo

Desigual aprueba la jornada laboral de cuatro días

El 86% de la plantilla afectada acepta trabajar de lunes a jueves, con tres presenciales y otro de teletrabajo

Alberto Ojinaga, director general de Desigual.

Alberto Ojinaga, director general de Desigual.

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La firma de moda Desigual ha aprobado la jornada laboral de cuatro días. Según la votación de la plantilla afectada de las oficinas centrales de la firma en Barcelona, el 86% de los trabajadores ha dado su apoyo a esta iniciativa. La medida pretende ser pionera en la conciliación y la flexibilidad laboral con un modelo de relaciones laborales que pretende ser un elemento más para la atracción de talento para la compañía.

La votación ha contado con el 98% de participación y se aplicará de manera inmediata. Tendrán una jornada de lunes a jueves, incluyendo 3 días presenciales y uno de teletrabajo.

Los trabajadores que se suman a la iniciativa son los de la sede central de la playa de Sant Sebastià de Barcelona, junto al Hotel Vela, pero no los equipos comerciales y de operaciones. La dirección de Desigual se había puesto el objetivo de lograr el apoyo de como mínimo el 66% de la plantilla afectada. La propuesta partió directamente del dueño y fundador de la firma, Thomas Meyer.

Un total de 502 empleados pasarán de una jornada de 39,5 horas semanales a otra de 34,5 horas. Esa reducción de jornada (del 13%) estará aparejada a una reducción salarial compartida al 50% entre la empresa y los trabajadores. La reducción salarial será del 6,5%. La plantilla de Desigual es actualmente de unas 2.700 personas. La firma ha presentado este plan de recorte de jornada laboral tras tener una cierta certidumbre de que este año logrará beneficios, después de que en el 2020 sufriese pérdidas por primera vez (83 millones de euros). El director general, Alberto Ojinaga, reconocía hace algunas semanas a este diario que la propuesta fue recibida por los equipos de dirección con ciertas dudas, ya que comportará la reorganización del trabajo y posiblemente nuevas contrataciones. En una entrevista con EL PERIÓDICO definía la propuesta como "valiente" y "disruptiva", que será difícil de seguir por otras grandes empresas.

La medida llega en unos momentos en los que Desigual prevé que no alcanzará los niveles de facturación del 2019 hasta el 2023. Desigual está presente en 89 países y dispone de 483 tiendas monomarca. Recortó en el 2020 las ventas el 38,8% hasta 360 millones de euros y perdió 83 millones.

Atracción de talento

"No lo hacemos para ahorrar. Es un elemento de atracción de talento para la empresa. Lo que queremos es seguir siendo el mejor lugar para trabajar, seguir siendo innovadores y mantener un punto de provocación y de disrupción empresarial. Queremos ser pioneros en una propuesta que nos permita ser más competitivos a la hora de captar talento y retenerlo", explicó Ojinaga. En la práctica, la reducción de jornada supondrá un 5% de reducción de las nóminas y apenas un 0,2% de impacto sobre las ventas. 

"La nueva semana laboral requerirá de un proceso de adaptación y un esfuerzo por parte de todos, pero si algo nos ha demostrado la pandemia es que podemos organizar el trabajo y los equipos de un modo distinto y seguir siendo eficientes, priorizando lo verdaderamente importante", opina Ojinaga.

Un equipo de portavoces formado por 10 empleados elegidos por sus compañeros, ha sido el encargado de la gestión del proceso, la organización y el recuento de votos. Este elemento ha causado suspicacias en el mundo sindical, ya que el comité de empresa de la firma ha estado en un segundo plano.

Noticias relacionadas

Relaciones laborales

Coral Alcaraz, directora de 'People Desigual' (recursos humanos), comparte que “hoy ha sido una jornada histórica para la compañía y ha sido muy gratificante ver cómo los trabajadores se han implicado en el proceso de información y votación y han valorado una apuesta tan disruptiva e innovadora como la que planteábamos a favor de la flexibilidad y la conciliación. Ha sido muy emocionante poder vivirlo en primera persona. En Desigual ponemos a las personas en el centro de nuestras decisiones y apostamos por la colaboración con todos los equipos para aumentar la conciliación y mejorar la salud y el bienestar de todos nuestros empleados”. Esta estrategia forma parte de la visión global y las políticas de Recursos Humanos de Desigual que, bajo el concepto de Awesome Culture by Awesome People – una derivación del histórico lema 'La vida es chula' – apuesta por la salud y el bienestar, la sostenibilidad, la igualdad, la conciliación y flexibilidad como pilares clave. La iniciativa forma parte de un plan más amplio para ofrecer modelos de trabajo y conciliación disruptivos, y que también pasa por implementar mejoras para el resto de los colectivos que no puedan acogerse a esta jornada –debido a las especificidades de sus puestos, como son los trabajadores de tiendas, equipos comerciales y de operaciones–, y por fortalecer el servicio a tiendas y centros logísticos.

Temas

Empleo