Congreso empresarial

La inauguración de BNEW centra los diálogos de reactivación

Collboni resalta el papel de la inversión inmobiliaria en Barcelona, con un millón de metros cuadrados nuevos en oficinas en el 22@ y 30 torres en construcción

Inauguración de BNEW.

Inauguración de BNEW.

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El Barcelona New Economy Week (BNEW) ha abierto este martes sus múltiples puertas con el objetivo de ser centro de intercambio de información y motor de recuperación económica. El congreso híbrido (presencial y a través de internet) impulsado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) pretende situar Barcelona en el debate público de la recuperación económica interrelacionando múltiples sectores de actividad. En la sesión de inauguración en la Estació de França fue Barcelona la protagonista, preámbulo de multilateralidades y esperanza de negocio para muchos. 

La vocación internacional del congreso, refrendada por los 11.000 inscritos procedentes de 145 países y de acceso telemático en su mayoría, se vio superada por la marca Barcelona, principal atractivo del encuentro, que se desarrolla en diversos puntos de la ciudad y se retransmite con grandes medios en directo por internet. Sin la presencia este año del Rey o del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el boato dio paso a un congreso más terrenal y sosegado, pero con el mismo espíritu constructivo.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, fue el primero en ensalzar el «modelo Barcelona» en esa nueva etapa pospandemia. Pero sorprendentemente habló más de vieja economía que de nuevas tecnologías al asegurar que la oferta de oficinas en Barcelona se está revitalizando aceleradamente con un millón de metros cuadrados de suelo disponible en el 22@ y al menos con 30 grandes torres en construcción. Los proyectos inmobiliarios, el denominado ‘real state’, se están convirtiendo en el motor indudable de la recuperación en Catalunya, de la mano de la inversión extranjera. 

Noticias relacionadas

Para la secretaria de Economía del Govern, Matilde Vilarroya, la recuperación se está desarrollando especialmente en las áreas de sostenibilidad y de movilidad, pero también hay que recordar que existen 1.700 ‘start-ups’ en Barcelona dispuestas a ofrecer alternativas de crecimiento económico. Para el delegado especial del Estado en el CZFB, Pere Navarro, uno de los elementos claves para el futuro será la capacidad de atracción de talento a la ciudad. 

El congreso, que se celebra hasta el viernes y ha generado un millar de empleos se centra en esta edición en diez sectores clave: logística, industrias digitales, inmobiliaria, comercio electrónico, zonas económicas, movilidad, sostenibilidad, talento, ciencia y ciudad. Habrá 800 ponentes que generarán 240 horas de contenidos desde siete escenarios: la Estación de Francia, la Casa Seat, el Movistar Centre, el mercado de la Boquería, la Antigua Fábrica Damm, Roca Barcelona Gallery y la Pedrera. La inauguración oficial estuvo a cargo de la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, que defendió el «poder transformador del sector público, mediante la colaboración público privada». Durante la semana se espera la presencia de la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.