Obsequios

Regalos publicitarios: La opción preferida de las marcas para fidelizar clientes

Recibir 'merchandising' facilita el conocimiento de la marca entre los consumidores y atrae a terceros

Los impactos conseguidos con este tipo de campañas son otra de las ventajas que las hace atractivas

Los regalos publicitarios son una de las mejores formas de dar a conocer una marca con muchas impresiones

Los regalos publicitarios son una de las mejores formas de dar a conocer una marca con muchas impresiones / Archivo

5
Se lee en minutos
Pep Canals

Un mechero, un bolígrafo, un llavero o una cartera con el logotipo de un comercio o marca. El ‘merchandising’ es un clásico. Da igual si se trata del bar de debajo de casa o de la empresa donde se trabaja, pero no es extraño recibir este tipo de obsequios en cualquier momento del año. Los regalos publicitarios son una de las mejores maneras de fidelizar clientes y dar a conocer la marca, más allá de la publicidad más conocida como las redes sociales, los carteles publicitarios, los stands o, incluso los anuncios en diarios.

A día de hoy, con un mercado publicitario sobreexplotado, es muy difícil llegar realmente al consumidor y conseguir que un mensaje cale en él para crear confianza antes de convertirse en cliente. Los regalos publicitarios, sin embargo, son una manera excelente para atraer e, incluso, hacer que terceras personas conozcan una marca. Según los datos de ASI Impression Study, el 84% de las personas que han recibido algún tipo de ‘merchandising’ recuerda el nombre de la marca que se lo ha dado.

Pero la cifra de personas que conocen el nombre de la empresa que lo ha regalado, no es el único beneficio: El 78% de sus destinatarios recomendarían esa marca a otras personas que, quizás, no conocen la marca. “Estos obsequios pueden utilizarse en multitud de estrategias de comunicación y pueden destinarse a diferentes públicos, inclusive los propios empleados”, asegura Diederik de Koning, CEO de Gift Campaign, una empresa que se dedica al mercado de los regalos publicitarios.

¿Por qué entregar regalos publicitarios?

Entregar este ‘merchandising’ permitirá establecer una conexión con el usuario incluso antes de que realice una compra. “Además, cuando lleve o use dicho objeto este será susceptible de ser visto por otros, por lo que se genera un efecto propaganda de la marca impresa”, explica de Koning.

Otro elemento, que es muy importante y en el que este tipo de obsequios tiene muchos beneficios, es en el ‘Gross Rating Points’ (GRPs), una forma de medir los impactos que tiene la campaña por cada 100 personas del público objetivo al que se dirige. “Cada vez que se sujeta un bolígrafo con las manos, cuando una taza está en una mesa, cuando se lleva una bolsa en el transporte público... Se genera una gran cantidad de impresiones y ayudará a que muchas personas se interesen por la entidad”, apunta el CEO de Gift Campaign.

Asimismo, una de las grandes características de estos artículos es su versatilidad a nivel de adaptabilidad al presupuesto, tamaños, formas, colores, funcionalidades, prestaciones e imagen de la compañía.

Publicidad postpandemia

Después de la irrupción de la pandemia, que ha provocado la necesidad de reinventar las estrategias de marketing, se ha necesitado más que nunca recurrir a métodos económicos pero efectivos para poder llegar a los usuarios. Es ahí donde los regalos publicitarios juegan un papel clave.

Pero, ¿Cuál es la clave que demuestra la efectividad de esta acción? La respuesta es sencilla: La ley de la reciprocidad. “Cuando se recibe un regalo, existe un sentimiento intrínseco de querer devolver algo a cambio. Asimismo, cada vez que alguien vea el objeto en cuestión, será una impresión adicional, generando interés por la entidad y, por tanto, pudiendo llevar futuras ventas”, destaca Oriol Badia, socio fundador de Gift Campaign. Además, se trata de una campaña muy polivalente, sobre todo, en el aspecto económico. No es difícil contar con una gran cantidad de bolígrafos y bolsas, por ejemplo, para que un público considerable conozca la marca y, así, conseguir aumentar la notoriedad.

Otra de las mejores formas de practicar el 'merchandising' es entregándoselo a los empleados

/ Archivo

Si, además, el objeto entregado es útil para la persona, la percepción sobre la compañía será más positiva, puesto que realmente se estará aportando un valor añadido. Hay que añadir que, dependiendo del detalle, la duración potencial de los impactos visuales será una u otra. Por ejemplo, un calendario o una agenda durarán 365 días, por lo que en ese periodo se aseguran más impresiones. Pero si hay algo esencial, es conocer bien a la audiencia a la que se va a dirigir la campaña para poder aportarles algo de utilidad, de manera que usen a menudo el regalo y pueda ser visto por otros.

Esta estrategia está cobrando mucha importancia después de la aparición del COVID-19. El mercado publicitario se ha reinventado y ha creado mascarillas personalizadas, geles, toallitas, pantallas y muchos más objetos de higiene y prevención. De esta forma, se logra mostrar preocupación por la seguridad y contar con una herramienta de propaganda a bajo coste. Si a ello le sumamos el retorno de los eventos como las ferias, que son una gran oportunidad para dar a conocer a las empresas, se estará recalcando la importancia de estos detalles.

Ventajas de regalar obsequios personalizados a clientes

Independientemente de si son clientes actuales o potenciales, los regalos publicitarios pueden servir en multitud de ocasiones. En Gift Campaign destacan las siguientes:

-  Mostrar atención y cuidado por la persona, independientemente de si ya ha adquirido productos o no.

-  Estrechar lazos, tanto si está fidelizado el consumidor como si no.

-  Crear un vínculo que permita relaciones comerciales, como es el caso de una reunión para presentar los servicios de una compañía.

-  Asociar la marca a una experiencia positiva.

-  Es económico.

-  Es una de las acciones publicitarias con mayor retorno de la inversión.

-  Se podría convertir al cliente en un embajador de marca de forma indirecta si lleva el producto de forma habitual y es visto por terceras personas.

Ventajas de regalar 'merchandising' corporativo a empleados

Pero no solo los clientes son un público esencial, también los empleados son un target adecuado para estos detalles. Bien sea como parte de un kit de bienvenida o, sencillamente, para aportarles objetos que necesitarán en su día a día.

-  Ayudan a integrar de forma más eficaz al trabajador.

-  Permiten aportar material que puedan necesitar diariamente.

-  Hay más unidad al tener todos los mismos objetos y no haber distinciones.

-  Tal y como ocurre con los posibles clientes, si el empleado lleva el 'merchandising' se creará notoriedad de marca.

-  Se muestra un sentimiento de preocupación por el bienestar del personal.

-  Posibilidad de hacerlos por agradecimiento de su esfuerzo.

-  Mejora la sensación de pertenencia al lugar.