Tributación casi nula para los no residentes

La UE aflora un nuevo listado de paraísos fiscales en el mundo

  • El Ecofin identifca este martes a nueve países que fomentan el fraude, la elusión fiscal y el blanqueo de capitales

  • El listado está encabezado por Panamá, que pidió dejar esta categoría, sin éxito

Vista del ’skyline’ de la ciudad de Panamá, un paraíso fiscal.

Vista del ’skyline’ de la ciudad de Panamá, un paraíso fiscal. / AFP / RODRIGO ARANGUA

4
Se lee en minutos
Gemma Martínez
Gemma Martínez

Directora adjunta de EL PERIÓDICO

Especialista en Economía. Trabajó 22 años en Expansión en Valencia, Barcelona, Nueva York y Madrid. Fue subdirectora de Levante-EMV.

ver +

Están en medio de la nada, casi siempre en aguas del Caribe o del océano Pacífico, su tamaño es minúsculo y carecen de recursos naturales e industriales para sustentar su economía. Son los paraísos fiscales, aquellos territorios que se han hecho un sitio en el mapa internacional gracias a sistemas tributarios flexibles que son atractivos para la llegada de capitales externos y que permiten a estos evadir el pago de impuestos.

La Unión Europea considera que existen nueve territorios en todo el mundo que encajan en esta categoría. Así lo declarará este martes el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE (Ecofin), que, salvo imprevisto de última hora, señalará como paraísos fiscales a Panamá, Samoa Americana, Fiyi, Guam, Palaos, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes, Samoa y Vanuatu. Son tres menos de los que había a principios de año, después de que Dominica, Anguila y Seychelles hayan salido de la lista. Así consta en el orden del día de la reunión del Ecofin, que se celebrará en Luxemburgo. La lista se empezó a publicar en 2017 y desde entonces se actualiza dos veces al año.

Entre las nuevas áreas geográficas, que técnicamente son bautizadas como jurisdicciones no cooperativas a efectos fiscales, se incluyen solo a territorios no pertenecientes a la UE que fomentan las prácticas fiscales abusivas y con ellas erosionan los ingresos del impuesto de sociedades de los estados miembros. Entre estas prácticas están el fraude fiscal (impago de impuestos), la elusión fiscal (recurrir a medios legales para disminuir la deuda tributaria) y el blanqueo de capitales (ocultación de la procedencia de dinero obtenido ilegalmente). 

Estas jurisdicciones entran y salen de la lista de la UE de acuerdo con su disposición a ajustarse a los estándares fiscales internacionales. Las tres que dejan la lista mañana se han comprometido a someter a su sistema fiscal a una revisión complementaria por parte del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria, una de las máxima autoridades en contra del fraude fiscal integrada en la OCDE. Panamá también había solicitado ser excluido de esta lista, pero su petición no ha sido atendida por el Ecofin, que para combatir estos paraísos fiscales puede vincular la concesión de algunos fondos europeos a que estos no se canalicen a través de esas jurisdicciones no cooperativas.

Junto a la lista negra, la UE publica una lista gris con los territorios que no son paraísos fiscales puros para la UE pero sí están bajo vigilancia porque se han comprometido a realizar cambios en sus legislaciones para evitar estar en la peor clasificación. Todo apunta a que en la lista gris este martes estarán Costa Rica, Hong Kong, Jamaica, Jordania, Malasia, Qatar y Uruguay, más los tres salientes de la lista negra, entre otros. 

¿Quién acude a estas jurisdicciones? Los capitales que son atraídos por los paraísos fiscales proceden principalmente, de personas jurídicas constituidas como sociedades mercantiles y personas físicas que trasladan su patrimonio a esos territorios. 

«La existencia de la lista da seguridad Si un país está en ella, es un paraíso fiscal. Pero sería conveniente que existiera una mayor claridad en los criterios utilizados y también habría que ser más exigente en todo en lo referido a la tributación prácticamente nula que tienen los no residentes en estas jurisdicciones. Falta transparencia en lo referido a la facilidad que dan a las entidades sin sustancia, o sociedades pantalla (offshore). Los que lo utilizan evitan pagar impuestos en su país, donde generan la riqueza y, al mismo tiempo, escoden la identidad del verdadero propietario del capital», explica César García Novoa, Catedrático de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad de Santiago de Compostela.

Noticias relacionadas

Al limitarse el listado solo a los territorios ajenos a la UE quedan excluidos estados miembros y otros países europeos que según voces más críticas, como Oxfam, podrían cumplir alguno de estos criterios. Entre los más cuestionados están Luxemburgo, Malta, Irlanda o Suiza,. «Existen algunos países y territorios, aparentemente intachables, en todos los continentes, que se comportan como paraísos fiscales de facto, ya que su legislación, o su red de convenios de doble imposición, facilitan que personas o empresas de otros países los utilicen para evadir o eludir impuestos. Contra estos es mucho más difícil combatir», afirma Julio López Laborda, catedrático de Economía Pública en la Universidad de Zaragoza.

La aparición de la lista negra coincide con un momento en que la comunidad internacional tiende puentes para imponer un tipo mínimo del impuesto de sociedades para las multinacionales, tal y como acordaron los grupos de los países más ricos. De momento se trata más de un anuncio y de una voluntad política para evitar las deslocalizaciones, sin que conozca ni el calendario ni la letra pequeña del impuesto.