Infraestructura alimentaria clave

Recta final para el acuerdo de ampliación de Mercabarna

La operación permite ampliar la superficie útil en un 23% y afrontar mejoras previstas para los próximos 10 años

La venta formal de los terrenos actualmente del Consorci se prevé en noviembre tras la aprobación de los consejos de administración

Zona de venta de verduras de Mercabarna.

Zona de venta de verduras de Mercabarna.

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Mercabarna y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona han acordado ya las grandes líneas del acuerdo de venta que permitirá al mercado mayorista de alimentación incrementar el espacio que ocupa en un 23%. La firma del acuerdo de ampliación podría ser realidad este noviembre, según la intención de las partes. La ampliación libera al mercado de abastos para afrontar planes de desarrollo ambiciosos y asegura la expansión de Mercabarna al menos para los próximos 10 años.

El precio pagado por Mercabarna no se ha dado a conocer, pero superará los 65 millones de euros según fuentes próximas a la negociación. La firma del acuerdo depende todavía "de algunos flecos finales, fundamentalmente de tipo fiscal", pero tanto al CZFB como a Mercabarna les conviene firmar la operación este ejercicio y se han propuesto que sea en noviembre.

La venta de la macroparcela de más de 173.000 metros cuadrados abre expectativas para Mercabarna y potencia el camino tomado por el CZFB hacia de la diversificación de actividades. El delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro, quiere consolidar al CZFB como una entidad pública más allá de la gestoría inmobiliaria, en la dirección de ser un verdadero protagonista de la reactivación de la economía 4.0 y consolidar Barcelona como centro de atención internacional. La organización del congreso híbrido BNEW encaja perfectamente en ese posicionamiento empresarial del CZFB como catalizador y punto de encuentro de diversos sectores económicos. 

Negociaciones

Para Mercabarna, la firma del acuerdo de ampliación acaba con un largo periplo de negociaciones en el que el precio era el obstáculo más importante. La parcela 22L tiene multitud de candidaturas de ocupación y puede ser la palanca adecuada para diversificar el tipo de empresas instaladas en Mercabarna. Permitirá adaptar esta macro infraestructura alimentaria a los nuevos hábitos de consumo y los que tengan que llegar en los próximos años. 

Las actuales empresas que ocupan el espacio o seguirán en él o serán resituadas si es posible. Se cumplirán los contratos de alquiler existentes en un proceso de transformación progresivo. Las empresas instaladas en Mercabarna facturan globalmente más de 5.500 millones de euros, con lo que de forma agregada Mercabarna es el segundo actor empresarial más relevante de Catalunya, tras Seat. Una ciudad comercial que emplea a 7.500 personas. 

Los ingresos netos de Mercabarna fueron de 22,5 millones de euros en 2020 (con una facturación total de unos 40,7 millones) y beneficios que han oscilado en los últimos años entre los cuatro y los seis millones de euros. El año pasado se anotaron pérdidas contables de 6,8 millones por el impacto del cierre del matadero (sin este efecto, los beneficios hubiesen sido de 5,2 millones).

El actual ejercicio tendrá una inyección extraordinaria por beneficios fiscales de unos cinco millones de euros por lo que es el momento idóneo para asumir la compra de los terrenos del CZFB. La estructura accionarial es sólida, ya que los accionistas son el Ayuntamiento de Barcelona (Barcelona de Serveis Municipals tiene 50,69% del capital), Mercasa (el 36,79%) y la Generalitat (12,16%). El resto es autocartera. 

Más de 200.000 metros cuadrados

La ampliación 22L se suma a la remodelación del espacio que ocupaba el matadero, de unos 30.000 metros cuadrados. Como resultado, de tener el 97% del espacio ocupado, el equipo gestor dirigido por Jordi Valls, director general de Mercabarna, tiene bajo su batuta la posibilidad de redibujar la actividad de Mercabarna para los próximos años con más de 200.000 metros cuadrados suplementarios que asignar y nuevos ingresos por alquiler. 

El objetivo de la ampliación es mejorar la actividad comercial y ofrecer sinergias para el sector de la restauración y las cadenas de distribución. En unos momentos en los que las cadenas regionales de supermercados afianzan su posición en el sector de la distribución, Mercabarna es una referencia en el abastecimiento de productos de calidad. Bajo la premisa del respeto de los contratos firmados, la superficie alquilable aumentará, aunque no se espera que la facturación de Mercabarna crezca en la misma medida ya que la comercialización y remodelación ser hará paulatinamente. 

El plan de inversiones de Mercabarna para los próximos cinco años asciende a unos 200 millones de euros, lo que convierte a esta infraestructura comercial a la más relevante del universo empresarial catalán. Esas inversiones irán de la mano de los fondos europeos Next. 

La gran transformación de Mercabarna pasa por una mejora tecnológica generalizada que permita disponer de información de la evolución de los indicadores del mercado en tiempo real. Desde el control de la movilidad y las telecomunicaciones hasta el monitoreo de la trazabilidad de las mercancías. La exportación es un capítulo que crecerá también en la Mercabarna de dentro de cinco años. 

Noticias relacionadas

El BIO cede el paso y se potencian nuevas tendencias

Las áreas a potenciar en los nuevos espacios serán variadas. El mercado BIO ha chocado con la pandemia y unos consumidores que no han refrendado las expectativas antes de la crisis. Por ello, es previsible que conceptualmente se reinventen esas etiquetas BIO de manera permeable a los hábitos de los consumidores y que el Km0 gane peso en el mercado, la comida saludable en términos generales. Habrá que potenciar en el recinto el producto fresco, los productos listos para comer como las ensaladas, y hasta los productos de quinta gama (cocinados o precocinados para la restauración). Está previsto también destinar un espacio para start-ups, a empresas agrologísticas intermodales, a plataformas de comercio electrónico para producto fresco, nuevas líneas de productos para vegetarianos y empresas de servicios de todo tipo para el sector alimentario.