Rechazo de la patronal

Escrivá plantea recortar hasta el 20% la bonificación para las empresas en erte que no presten formación

  • Las exoneraciones llegarán hasta el 70% para las empresas de menos de 10 trabajadores que sí presten formación

  • La última reunión, convocada de urgencia para este domingo, concluye sin acuerdo. Las partes trabajan contrarreloj para tener un acuerdo para el martes

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el pasado 2 de julio de 2021 en Madrid.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el pasado 2 de julio de 2021 en Madrid. / EUROPA PRESS / MARTA JARA

3
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones formuló este domingo a los agentes sociales su propuesta de rebajas en las cotizaciones sociales de las que se podrán beneficiar las empresas con trabajadores en ertes vinculados al covid en la próxima prórroga prevista, en principio, desde el 1 de octubre hasta el 31 de enero próximo. 

La propuesta del ministerio que dirige José Luis Escrivá, según UGT, recorta hasta el 20% la bonificación para los trabajadores en erte de empresas de más de 10 empleados que no presten formación a favor de los que tienen su jornada recortada. En el lado opuesto, las exoneraciones llegarán hasta el 70% para las empresas de menos de 10 trabajadores que sí presten esa formación. 

Según fuentes del Ministerio de Seguridad Social, el nuevo esquema no entraría en vigor hasta el 1 de noviembre, para dar tiempo a que las empresas formulen sus planes de formación. Mientras tanto, durante todo el mes de octubre se mantendría el esquema actual de bonificaciones. Fuentes ministeriales aclararon que los nuevos porcentajes de bonificación que se pusieron sobre la mesa este domingo están sujetos a negociación. No obstante, la propuesta de vincular exoneraciones sociales y formación se volvió a encontrar con el rechazo de los representantes empresariales, según fuentes de la negociación.

En líneas generales, la propuesta del ministro rebaja ligeramente las bonificaciones máximas existentes en este momento para los ertes de limitación (empresas de sectores ultraprotegidos cuya actividad quede afectada por las restricciones del covid) al tiempo que se mantiene la rebaja del 100% para los ertes de impedimento de actividad, por si un rebrote del virus lo hiciera necesario. Además, las bonificaciones más altas se reservan para las empresas que presten formación a los trabajadores en ertes. Como tercera novedad, la propuesta de Escrivá modifica el tamaño de las empresas que ha servido habitualmente de diferencia, situándolo en 10 en vez de los habituales 50. 

El nuevo esquema no entraría en vigor hasta el 1 de noviembre. Desde el ministerio recuerdan que los porcentajes de bonificación están sujetos a negociación

Según el documento que el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, puso sobre la mesa de diálogo social en la tarde de este domingo, para las empresas más pequeñas, de menos de 10 trabajadores, estas exoneraciones alcanzarían el 50% sin formación y el 70% con formación. En las empresas de más de 10 trabajadores, las exoneraciones serán del 20% si no se ofrece formación a los empleados y del 50% si se imparten acciones formativas. 

En la actualidad las bonificaciones son del 75% en empresas de hasta 50 trabajadores y del 65% para las de 50 trabajadores o más, presten formación o no.  

De 30 a 40 horas formativas

Noticias relacionadas

Según explicó UGT al término de la reunión, para tener acceso al ‘plus’ de bonificación, la empresa debería emplear 30 horas en acciones formativas en empresas de entre 10 y 49 personas trabajadoras, y 40 horas en las que tengan plantillas superiores. Estas actividades podrían acogerse a los programas presupuestarios a favor de la formación programada que se recogen en la Ley 30/2015 por el que se regula el sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral.

Gobierno y agentes sociales negocian contrarreloj, pues el actual esquema de ayudas públicas para los ertes covid vence el 30 de septiembre y se pretende poder adoptar la prórroga en el Consejo de Ministros del próximo martes. Este mismo lunes está prevista otra reunión.