Efectos del covid

Vueling pretende que su plantilla siga de erte aunque acaben los del covid

  • La compañía se suma a Iberia y Air Europa y afirma que no aplicará el nuevo expediente si el Gobierno le permite seguir acogida a los de fuerza mayor

  • El Ejecutivo interpreta los movimientos de las aerolíneas como una medida de "presión inexplicable" y afirma que no tiene intención de excluirlas a corto plazo

Un avión de Vueling en las pistas del aeropuerto de Tenerife.

Un avión de Vueling en las pistas del aeropuerto de Tenerife.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Como esta misma semana ya han hecho Iberia y Air Europa, la aerolínea Vueling comunicó el jueves por la noche a los sindicatos su intención de comenzar a negociar en los próximos días un erte ordinario por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas que podría afectar a los 4.000 empleados que componen su plantilla. Eso sí, les trasladó también que no será necesario si el Gobierno permite a las aerolíneas seguir acogiéndose a los ertes por fuerza mayor cuya prórroga se está negociando con los agentes sociales. En total, las compañías prevén ertes clásicos para unos 18.000 trabajadores si no se logra un acuerdo para prorrogar los expedientes por covid en el sector.

Los 4.000 empleados de la compañía 'low cost' del grupo IAG (al que también pertenece Iberia) llevan meses afectados por uno de estos estos ertes. Se trata de una modalidad creada por el Ejecutivo por la pandemia que supone ventajas respecto a los ordinarios, tanto para la empresa (paga menos cotizaciones sociales) como para los trabajadores (cobran el paro pero no consumen sus derechos acumulados).

Fuentes del Gobierno interpretan los movimientos de las aerolíneas de esta semana como una medida de "presión inexplicable" y afirman que "no tienen motivo a corto plazo" para temer quedarse fuera de estos mecanismo. El Ejecutivo ha propuesto a los agentes sociales extender los ertes por fuerza mayor hasta el 31 de enero y vincular las exenciones a acciones formativas de los trabajadores afectados.

Noticias relacionadas

Iberia trasladó el lunes a los sindicatos su intención de empezar a negociar un erte ordinario para unos 5.000 empleados. La aerolínea lo justificó por la incertidumbre sobre la prorroga que prepara el Gobierno y sus condiciones, así como por la ralentización de la recuperación de los viajes. Así, explicó que continúa en niveles de capacidad entre un 30% y un 35% inferiores a 2019 debido principalmente a las restricciones al turismo con Estados Unidos, América Latina, Japón y China.

Dos días después, Globalia, propietaria de Air Europa, anunció el segundo erte ordinario en el sector con la misma justificación, un expediente de regulación temporal de empleo que afectaría a unos 9.000 empleados. La medida se aplicaría a su aerolínea, Be Live Hotel y Groundforce, pero no afectará a los trabajadores de Halcón Viajes y el resto de su negocio de viajes, que pasaron a formar parte de Ávoris Corporación Empresarial.

Temas

Vueling ERTE