Crisis sectorial en ciernes

Alerta máxima en el transporte por la falta de camioneros

El sector logístico advierte de una Navidad con cortes de suministro de productos por carencia de conductores

El transporte denuncia las malas condiciones laborales y la competencia no regulada de profesionales extranjeros

Un camión en la autopista.

Un camión en la autopista.

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La crisis de los conductores de camiones va a más y amenaza con colapsar el transporte y de paso, incrementar los costes. Los profesionales afectados aluden a los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo, mientras las grandes empresas logísticas inciden en la escasez de mano de obra y la falta de apoyo a la formación. Luis Gómez, presidente para Europa de XPO Logistics, una empresa de transporte que cotiza en la Bolsa de Nueva York, ha sido el último en elevar los temores y alertar de que esta situación desembocará en una crisis de abastecimiento en Navidad, especialmente en el Reino Unido. Gómez, en una entrevista con 'Financial Times', reconoce que se teme que las nuevas regulaciones de la UE en el Reino Unido sumada a la falta de transportistas puede llegar a estrangular de manera grave la actividad económica en Gran Bretaña. El Brexit, la pandemia, las reformas fiscales y los retrasos en las pruebas de conducción configuran en su opinión un cóctel que puede avivar las llamas de la crisis de la cadena de suministro.

El aviso de Gómez llega semanas después de la denuncia pública realizada por Antonio Martínez, presidente del Gremio de Transporte y Logística de Cecot, que alertaba de la falta de profesionales del transporte por los bajos salarios y las pésimas condiciones de trabajo. Un irrefrenable dumping social con conductores de variados países, principalmente de países del Este y asiáticos, ha devaluado el prestigio social del transportista internacional. Los sistemas logísticos de optimización de rutas implantados en los últimos años han dado la puntilla para hacer que ser camionero sea una de las profesiones menos deseadas. Ni siquiera la responsabilidad de conducir vehículos de precio millonario compensa esa sensación. Los jóvenes no quieren ser transportista internacional.

El efecto inmediato de esta falta de profesionales y de la precarización existente se deja notar ya en los estantes vacíos de los supermercados británicos en los últimos meses. Es un aviso que alarma ya a empresas como XPO, con amplia presencia en el Reino Unido pero que se dejará notar también en el sector logístico europeo cada vez más.

Según Gómez se anuncia una Navidad compleja, especialmente en el Reino Unido, de productos agotados. El Paquete de Movilidad, marco legal que prepara la UE y que debería entrar en vigor en febrero debería aportar soluciones. "Este Paquete de Movilidad estará vigente a partir del 21 de febrero y producirá más restricciones de capacidad e inflación", dijo Gómez, por lo que "los costes de transporte aumentarán durante al menos los próximos 18 meses". Se prevé que los costes salariales puedan aumentar incluso en valores de dos dígitos.

Noticias relacionadas

Para Martínez, el gran problema del sector logístico y del transporte es el propio modelo de contratación de las empresas de transporte. "Ya no se contrata a un transportista para hacer una línea fija. Cuando se hacía, el transportista sabía que volvía a casa el viernes, por ejemplo. Desde que llegaron los transportistas internacionales del este de Europa, los vehículos están dos, tres o cuatro meses fuera de su base. Barcelona, París; París, Fráncfort; Fráncfort, Londres... Esas rutas abiertas hacen que no tengan que volver a la base. Y cuando esos vehículos vuelven, lo hacen a precios irrisorios. Los precios se compran vez por vez, en subasta, en un mercado similar a la bolsa en el que los operadores logísticos cuelgan sus necesidades de transporte en internet y se concede a la oferta más barata, no a precios lógicos". 

Europa tiene una escasez estimada de 400.000 conductores de camiones, según el grupo de investigación Transport Intelligence. Las reformas del Paquete de Movilidad de la UE se aprobaron después de tres años de negociaciones el año pasado y requerirán que los conductores de camiones tomen descansos de cuatro días cuando realicen trabajos dentro de un país, mientras que los camiones deben regresar a su país de origen cada ocho semanas. Los conductores también serán elegibles para recibir el salario mínimo legal en cada estado miembro en el que conduzcan para la mayoría de los trabajos entre países fuera de su nación registrada.

Temas

Transportes