Negociaciones en curso

Nueva prórroga de los ertes: El Gobierno quiere ligar las ayudas a la formación de trabajadores

  • El Ejecutivo inicia las negociaciones con patronal y sindicatos para prorrogar las ayudas públicas, de las que actualmente dependen 260.000 trabajadores

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y la vicepresidenta tercera y titular de Trabajo, Yolanda Díaz.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y la vicepresidenta tercera y titular de Trabajo, Yolanda Díaz. / Kike Huesca / EFE

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La primera reunión para prorrogar los ertes más allá del 30 de septiembre ha finalizado con pocos avances, según confirman diversas fuentes del diálogo social. El Gobierno pretende que la próxima renovación de estas ayudas, de las que dependen 263.000 trabajadores, se centre en la formación y el reciclaje profesional, consciente de que muchos de los empleados que actualmente están afectados por un expediente tienen pocas posibilidades de reactivarse en el corto plazo. Y pretende ligar parte de las ayudas para las empresas a que estas habiliten cursos de formación a sus plantillas.

El Ejecutivo no ha presentado una propuesta definida, pero sí ha avanzado algunas de las líneas maestras de la negociación. La prórroga no será automática, es decir, las condiciones actuales no se renovarán tal como están y las partes deberán acordar modificaciones de calado. Los expedientes tampoco se renovarán automáticamente, lo que implica que las empresas que cumplan los requisitos de esta nueva prórroga -todavía por definir- deberán volver a presentar la documentación y realizar los trámites para un nuevo expediente. Lo que también implica que los trabajadores afectados deberán renovar sus prestaciones con el SEPE para seguir cobrando.

Trabajo y Seguridad Social no han cerrado tampoco con patronal y sindicatos una fecha concreta para esta nueva prórroga, a diferencia de en ocasiones anteriores, cuando en el primer encuentro se detallaba el nuevo cómputo para dar seguridad a empresarios y trabajadores. El formato utilizado el año pasado para estas mismas fechas fue de cuatro meses más de ayudas para el mantenimiento del empleo y dar certezas en la campaña de Navidad. Habrá que esperar a futuras reuniones para acabar de concretar los nuevos plazos. De momento las partes volverán a verse las caras el siguiente martes, a las cuatro y media de la tarde. La fecha límite para alcanzar un consenso es el 30 de septiembre, día en el que vence el plazo de las actuales condiciones.

Priorizar la formación

Noticias relacionadas

Las partes deben pactar la fecha y acordar el contenido, más allá de esa voluntad de priorizar la formación que ha manifestado en público el ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá; este jueves en rueda de prensa. El esquema que regía hasta ahora consistía en dos tipos de ayudas: unas más enfocadas a ayudar más a las empresas que pudieran sacar a trabajadores del erte. Y otras para sectores ultraprotegidos, es decir, con escasas posibilidades de reactivación debido a las restricciones actuales y que, en compensación, podían acceder a altos porcentajes de exoneraciones.

Este esquema no gusta a patronal y sindicatos, que consideran que todos los recursos deberían enfocarse al segundo grupo, pero hasta la fecha han acabado aceptándolo. No obstante, según ha manifestado el ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá, este debate no será el eje central de las negociaciones. "La prioridad ahora no es tanto la activación, sino la formación", ha declarado este jueves en rueda de prensa. Y es que el Ejecutivo ha dejado claro que no piensa plantear una prórroga automática de las actuales condiciones.

Temas

Empleo ERTE