Peligro de extinción

El Ayuntamiento de BCN invierte 6 millones de euros en naves del Besòs para relanzar la industria

  • Collboni pretende captar proyectos especializados en la industria 4.0 y la economía circular

La central térmica de Sant Adrià de Besòs, este verano.

La central térmica de Sant Adrià de Besòs, este verano. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Objetivo: evitar que la industria desaparezca por completo de Barcelona. El Ayuntamiento de la capital catalana ha presentado este martes un fondo de inversión público, dotado de seis millones de euros y que pretende adquirir en propiedad naves por la zona de Besòs para promocionar que allí se instalen empresas industriales. Con prioridad para la industria 4.0, aquella que se basa en la robótica, la inteligencia artificial y el análisis de grandes cantidades de datos, y la economía circular, la que busca hacer de los residuos generados una materia prima más y que minimiza las emisiones (lo que popularmente se conoce como un ‘no se tira nada’); tal como lo ha explicado este martes el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni; en rueda de prensa.

La zona escogida es la históricamente industrial riba del Besòs, con sus icónicas tres chimeneas en el horizonte. Más concretamente cerca de la antigua fábrica de Mercedes Benz, allá en el Bon Pastor y abandonada desde hace más de una década. Esa antigua fábrica se convertirá en 1.400 viviendas promocionadas por el Ayuntamiento, según se dio a conocer la primavera pasada, y en sus aledaños se pretende alentar una cuarta reindustrialización. De esta dependen 750 pymes y 10.000 empleos que todavía allí perduran, según cifras dadas por Collboni. Pues la idea es que los proyectos a los que se les facilite entrar en las naves recién adquiridas sean “tractores”. Es decir, que su actividad atraiga más actividad y que las empresas que las rodeen se beneficien de ello. 

Noticias relacionadas

Mapa de la zona donde el Ayuntamiento de Barcelona pretende comprar naves industriales, en el Besós.

/ Ayuntamiento de Barcelona

El proceso para adquirir esas naves se abre ahora por la vía de la libre concurrencia. Es decir, el Ayuntamiento hace un llamamiento a que los propietarios con terrenos por la zona que quiere venderlos se lo haga saber y entren en negociación. No vale cualquiera y estos tendrán que ser de entre 1.500 metros cuadrados y 5.000 metros; priorizando los de más de 2.000 metros. La idea es negociar durante el 2021 para comprar ya el 2022 y que la rueda empiece a girar. En paralelo, el Ayuntamiento se ha comprometido a iniciar ya la otra parte de la ecuación: encontrar a empresas con proyectos atractivos que quieran instalarse por la zona.