Cuentas públicas

El déficit público se situó en el 4,02% del PIB en el primer semestre

El desfase de las cuentas se redujo en un 30,5% con respecto a uhn año atrás

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. / EUROPA PRESS / MARTA JARA

2
Se lee en minutos

El déficit del conjunto de las administraciones públicas, salvo las entidades locales, se situó en 48.562 millones de euros en el primer semestre, una cifra que equivale al 4,02 % del PIB y que es un 30,5 % inferior a la del mismo periodo de 2020.

Los datos de ejecución presupuestaria publicados este viernes por el Ministerio de Hacienda reflejan que esta corrección del déficit se debe tanto a un aumento de los ingresos del 10,1% como a una reducción de los gastos del 0,3%, en línea con la propia evolución de la pandemia.

Así, los gastos asociados a la pandemia en los seis primeros meses ascendieron a 11.044 millones, un 53,7 % menos que en el mismo periodo de 2020.

El déficit primario -que no tiene en cuenta el coste de los intereses de la deuda- cerró junio en 35.811 millones de euros, un 2,96 % del PIB.

Por subsectores, la administración central acumuló la mayor parte del déficit, con 35.155 millones, un 28 % menos que en el primer semestre de 2020 y equivalente al 2,91 % del PIB.

El déficit de la Seguridad Social fue de 7.020 millones, un 47% menos y un 0,58 % del PIB y el de las comunidades autónomas, de 6.387 millones, un 17,7 % menos y un 0,53 % del PIB.

El Ministerio de Hacienda ha publicado también los datos de ejecución presupuestaria del Estado de los siete primeros meses, periodo en el que esta administración acumuló un déficit de 48.077 millones, un 20,3 % menos que en el mismo periodo de 2020 y equivalente al 3,98 % del PIB.

Entre enero y julio, los ingresos del Estado sumaron 112.445 millones, un 16,7 % más, un porcentaje que sería aún superior si se descuenta el efecto contable de la reversión al Estado de dos tramos de autopistas en 2020.

Este repunte se debe al crecimiento de la recaudación tributaria, que ascendió a 94.014 millones, un 21,8 % más que en el mismo periodo de 2020 y un 0,1 % más que en el mismo periodo de 2019.

En estos siete meses, la recaudación de IRPF se situó en 23.472 millones, un 33,4 % más -afectada por varios efectos extraordinarios-; la de IVA en 44.271 millones, un 18,2 % más, y el impuesto de sociedades, 9.865 millones, un 37,6 % más, impulsada por un ingreso extraordinario.

Al margen de los grandes impuestos, Hacienda destaca la recaudación de 160 millones del impuesto de transacciones financieras y el repunte del 30,7 % en la recaudación del impuesto sobre primas de seguros tras la subida de tipos.

Noticias relacionadas

Los gastos crecieron un 2,5 %, hasta 160.522 millones, un dato que se ve afectado tanto por la reversión de las autopistas como por los diferentes gastos de la pandemia.

Entre enero y julio, los gastos en remuneración de asalariados crecieron un 4,6 %; en prestaciones sociales, un 3,9 %; en intereses, un 3 %, y en transferencias a otras administraciones -como Seguridad Social, comunidades autónomas o entidades locales-, un 2,8 %, mientras que el gasto en consumos intermedios cayó un 3,6 %.