Nueva ola de ajustes

El Sabadell plantea un ere con 1.900 salidas, el 13% de la plantilla en España

  • El banco apunta que se articulará mediante prejubilaciones y bajas incentivadas en las que se primará la voluntariedad

  • CCOO asegura que no hay razones para el recorte y juzga la cifra de bajas "desproporcionada, irreal y un insulto"

El Sabadell plantea un ere con 1.900 salidas, el 13% de la plantilla en España

Europa Press

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

La dirección del Sabadell ha trasladado este martes a los sindicatos su intención de realizar un ere que suponga el recorte de 1.900 puestos de trabajo. En torno a un 85% (unos 1.615 trabajadores) saldrían de la red de sucursales y del departamento de 'servicing' (servicios administrativos centralizados), mientras que el 15% restante (285 empleados) perderían sus puestos en los centros corporativos de Sant Cugat del Vallès, Barcelona y Madrid, así como en las oficinas centrales de las direcciones territoriales

Así se lo han comunicado los directivos a los representantes de la plantilla en la primera reunión después de que el banco les anunciase el lunes que abría el proceso para implementar un nuevo recorte de plantilla, adicional al de 1.800 salidas por prejubilación que las partes pactaron a finales del año pasado. Los nuevos 1.900 posibles afectados suponen el 12,9% de los empleados que tenía el Sabadell en España al cierre de junio (14.648, la mayoría de los 21.095 que tiene el grupo, que también cuenta con presencia en Reino Unido y México). En cualquier caso, la cifra se irá reduciendo con toda probabilidad en el marco de las negociaciones a lo largo de las próximas semanas siguientes, como suele ser habitual en estos procesos.

La entidad viene insistiendo en los últimos días en que su objetivo es llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores y en que el ere, que incluirá tanto prejubilaciones como bajas incentivadas, primará la voluntariedad (es decir, que pretende cubrir las salidas con voluntarios en la medida de lo posible, aunque podría haber bajas forzosas si no se cubren las plazas previstas). Además, ha destacado que el procedimiento incluirá un plan de recolocaciones para los empleados que salgan que estará por encima de los mínimos que marca la ley y que realizará la empresa Manpower

En una comunicación interna a la plantilla el pasado lunes, el banco justificó el nuevo recorte por el creciente uso de la banca digital por parte de los clientes en perjuicio de las sucursales. Además, el grupo ganó 220 millones de euros hasta junio, un 51,5% más, pero su rentabilidad sobre el capital tangible (3,88%) está muy por debajo de la que le exigen los inversores por prestarles dicho capital (entre el 8% y el 10%). El plan estratégico que presentó en mayo busca elevar dicha rentabilidad al 6% a finales de 2023, y para ello contempla una nueva reducción de costes de 100 millones al año, que se prevé ejecutar durante el primer trimestre del ejercicio próximo y financiar con las plusvalías de la venta de la cartera de renta fija.

Injustificado

Los sindicatos se han opuesto tajantemente al planteamiento del banco. "Desde CCOO hemos advertido que la cifra es desproporcionada, irreal y un insulto a toda plantilla. Plantear un ere sin buscar previamente alternativas y sin que apenas hayan acabado las vacaciones es una muestra del poco respeto que parece tener el banco, no solo a sus representantes legales, sino a toda la plantilla que lleva años trabajando y sacrificándose para sacar adelante banco Sabadell", ha denunciado en una nota la central mayoritaria en la entidad. 

Noticias relacionadas

La organización ha defendido que "no hay motivos" para acometer un proceso de estas características, máxime después de las 1.800 prejubilaciones y jubilaciones anticipadas pactadas hace menos de un año. "Que aparezcan ahora con un nuevo proceso de reestructuración es síntoma de la mala gestión de esta dirección. Creemos firmemente que no hay razones para plantear un ere, ya que no concurren causas económicas, técnicas, productivas ni organizativas", ha sostenido.  

El sindicato ha defendido, asimismo, que la composición de la plantilla permite acometer la nueva reestructuración mediante nuevas prejubilaciones y jubilaciones anticipadas. Así, ha destacado que el banco cuenta con 508 empleados de 55 años, 538 de 56 años, 235 de 57 años, 173 de 58 años, 124 de 59 años, 90 de 60 años, 102 de 61 años, 104 de 62 años, 108 de 63 años y 82 de 64 años o más. Es decir, un total de 2.064, a los que se irán incorporando unas 500 personas de 55 años a lo largo de los tres próximos ejercicios.