Ajuste de plantilla

El Sabadell confirma a los sindicatos la presentación de un ere

  • El banco acordó a finales del año pasado la salida de 1.800 empleados pero ya había anunciado que pretendía reducir aún más los costes

  • Su planteamiento inicial de bajas se conocerá en unos días y puede estar en línea con el ajuste del pasado ejercicio

El Sabadell confirma a los sindicatos la presentación de un ere

Europa Press

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

Lo venía adelantando desde hace meses, pero ha sido este lunes que el Sabadell ha iniciado el proceso para aprobar un nuevo recorte de plantilla. El banco ha comunicado a los sindicatos que va a realizar un ere que incluirá prejubilaciones y bajas incentivadas (que pretende cubrir con voluntarios en la medida de lo posible), así como un plan de recolocaciones para los empleados que salgan que estará por encima de los mínimos que marca la ley. Como es habitual, la cifra de su planteamiento inicial de despidos no se conocerá hasta dentro de unos días y con toda probabilidad se irá reduciendo en el marco de las negociaciones a lo largo de las semanas siguientes, pero algunas fuentes apuntan a que el ajuste podría estar en línea con el ere del año pasado (1.800 salidas).

"Tenemos la firme voluntad de llegar al mejor acuerdo posible con los representantes de los trabajadores, que sea beneficioso para todos y que ofrezca el mejor escenario de futuro a todas las personas afectadas. En este momento, sólo reafirmar nuestro convencimiento en la necesidad de realizar este nuevo ajuste para continuar mejorando el banco y continuar construyendo un gran proyecto de futuro para nuestro equipo", ha mantenido la entidad este lunes en una comunicación interna a sus trabajadores.

El nuevo ajuste de plantilla (que se aplicará sobre sus 14.648 empleados en España al cierre de junio, la mayoría de los 21.095 que tiene el grupo) se produce después de que la entidad presidida por Josep Oliu pactase a finales del año pasado con los sindicatos la salida de alrededor de 1.800 empleados vía prejubilaciones con un ahorro anualizado de 140 millones. Su nuevo consejero delegado, César González Bueno, ya adelantó en abril que la entidad tenía "margen de mejora, especialmente en costes" en su negocio de banca de particulares en España y evitó descartar nuevos eres.

El plan estratégico que presentó en mayo incluye una nueva reducción de costes de otros 100 millones al año, que se prevé ejecutar durante el primer trimestre del ejercicio próximo y financiar con las plusvalías que aporte la venta de cartera de renta fija. Un ahorro menor es compatible con un número de salidas en línea con el del año pasado porque los empleados que van quedando en el grupo tienen menos antigüedad y salarios menores.

El banco ha justificado el nuevo recorte por el creciente uso de la banca digital por parte de los clientes en perjuicio de las sucursales. "Estamos aprovechando la evolución en las preferencias de nuestros clientes para adecuar nuestro modelo de servicio. Por ello, estamos facilitando el acceso digital al banco, automatizando y simplificando procesos y ajustando el tamaño de nuestra red acorde a las necesidades del momento. En el centro corporativo estamos simplificando procesos y racionalizando estructuras. Fruto de este trabajo, se han generado nuevas eficiencias", ha argumentado en su comunicación interna.

Advertencia de los sindicatos

Noticias relacionadas

La primera reunión del periodo de negociación tendrá lugar este jueves 2 de septiembre. "El banco habla de la reestructuración como si fuera un juego de niños, planteando jubilaciones y bajas incentivadas, cuando la realidad es que acaban de notificar un ere en toda regla. CCOO no lo vamos a poner fácil, al igual que lo hemos hecho en el resto de entidades, y donde CCOO hemos liderado la negociación de las reestructuraciones defendiendo ante todo el mantenimiento del empleo", ha advertido el sindicato mayoritario en la banca en un comunicado.

La central ha defendido que "no hay razones" para plantear un ere en el Sabadell, después del ajuste del año pasado, las más de 200 nuevas contrataciones en el presente ejercicio, los beneficios obtenidos en la primera mitad del año y el dividendo que prevé pagar, entre otros motivos. "Por todo ello, CCOO decimos alto y claro que no vamos a admitir ningún planteamiento de ere traumático y que si es necesario dar salida a personas de la plantilla, siempre existe la posibilidad de llegar a acuerdos de prejubilaciones anticipadas y jubilaciones (actualmente hay 2.000 personas mayores de 55 años) en línea de lo negociado y firmado el pasado mes de diciembre de 2020 y que permitió que 1.800 personas, de manera voluntaria, se acogieran al mismo", ha argumentado.