Las hipotecas a tipo fijo prosiguen su escalada pese al bajo coste del dinero

  • Los contratos variables caen seis puntos en la primera parte del año y representan ya solo el 28% cuando en 2013 alcanzaban el 67,7%

Anuncio de hipotecas en una entidad bancaria.

Anuncio de hipotecas en una entidad bancaria.

2
Se lee en minutos
Jordi Cuenca

A pesar de que el precio del dinero esta por los suelos, con el euríbor, la gran referencia hipotecaria, en medio punto negativo, los contratos con la banca para comprar una vivienda a tipo variable prosiguen su ruta descendente y ya solo representan el 28 % del total, según los datos que acaba de publicar la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que hacen referencia al pasado mes de abril. Es una tendencia imparable desde que el Banco Central Europeo (BCE) situó los tipos de interés en el cero por ciento en 2014.

Ante la falta de rentabilidad, las entidades financieras fueron progresivamente mimando las hipotecas a tipo fijo, en principio más onerosas para el cliente aunque tienen la ventaja de garantizar una cuota inamovible durante la vida del préstamo, sobre todo ahora que las penalizaciones en los variables y las buenas condiciones en el fijo hacen a estos últimos mucho más apetecibles. El más barato puede estar en el 1,8 %, mientras que en los variables se aplica el euríbor más un diferencial de un punto que en el primer año sube hasta las dos unidades. Así las cosas, los contratos variables han pasado del 67,7 % que representaban en 2013 al ya citado 28 %, seis puntos por debajo, en este último caso, en relación al dato de cierre de 2020, cuando era del 34 %. Todo ello, como dice la AHE, «paradójicamente en paralelo con la disminución anual del euríbor».

De todas formas, hay que tener en cuenta que el porcentaje mide el total de préstamos hipotecarios y no los que se formalizan en cada período. Ahora, mayoritariamente, se suscriben a tipo fijo y de ahí que esta fórmula alcance el 51,7 % en el caso de los que superan los diez años. En 2014, ese porcentaje era el 0,8 %. El resto corresponde a aquellas hipotecas que están entre 1 y 5 años (17,3 % tras un descenso de quince puntos) y las que están entre 5 y 10 años , que han pasado del 1,8 % al 3 %. En relación con esto, la asociación conformada por las principales entidades financieras del país asegura que en la actualidad más de la mitad de los nuevos contratos son los que tienen un tipo fijo por un período superior a los 10 años, frente al 44 % observado durante el pasado ejercicio.

Noticias relacionadas

Perspectivas

La AHE asegura, por otro lado, que «después de un deterioro sin precedentes en la economía, la actividad hipotecaria parece encaminarse en el arranque del nuevo año hacia una senda de recuperación tenue favorecida por el levantamiento parcial de las restricciones». De esta forma, en términos anuales, hasta abril de 2021 se han expedido visados de obra nueva para un 17 % más de viviendas, aunque si la comparación se realiza con el año previo a la pandemia, es decir, 2019, las casi 33.000 viviendas registradas en España en los cuatro primeros meses de este ejercicio representan un 12 % menos en relación con las 37.500 del mismo período de hace dos años. La compraventa muestra un repunte interanual del 21,9 %.