Hoteles

Las Kellys están a 37.000 euros de abrir su ‘Booking’ de turismo justo

  • El sindicato de camareras de piso abre un crowdfunding para crear una central de reservas para que los turistas vayan a hoteles que respetan las condiciones laborales

Miembros del sindicato de camareras de piso Las Kellys.

Miembros del sindicato de camareras de piso Las Kellys. / Robert Ramos

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Si este verano se va por ahí de vacaciones y se hospeda en un hotel, la cama donde ha dormido puede que la haya hecho una persona por menos de dos euros. Subcontratada, con jornadas de más de 10 horas al día, con cambios continuos de turno o la posibilidad de ser despedida (no renovada) a la mínima de cambio. Estas son las condiciones laborales en las que trabajan muchas camareras de piso y que desde hace años denuncian Las Kellys -las que limpian-. Este verano, no obstante, han decidido ir un paso más allá mediante el contraste: visibilizar aquellos hoteles que sí respetan los derechos de sus trabajadoras. Y están a 37.000 euros de conseguir su primer objetivo: crear una central de reservas propia.

Bajo el lema 'Yo reservo con Las Kellys', este sindicato de camareras de piso pretende crear una especie de ‘Booking’ de comercio justo. Una plataforma desde la que los visitantes que quieran pasar unos días en Barcelona puedan encontrar una lista de hoteles en los que Las Kellys tienen representación sindical y pueden garantizar que los allí empleados están en nómina, cumplen con el convenio y las medidas de prevención de riesgos laborales; entre otros. Para así facilitar la opción de compatibilizar el ocio vacacional de los turistas y el bienestar de los trabajadores que lo hacen posible.

“Queremos demostrar que podemos anteponer los derechos laborales a los de las empresas y que sea rentable”, explica la portavoz de Las Kellys Vania Arana. La idea surge como continuación del proyecto del sello de calidad que desde el mismo sindicato trataron de impulsar, con escaso éxito, en el 2018. Pese a que quedó aprobado en el Parlament, desde el Departament de Treball no han asumido activamente como propia esta medida y el control y promoción de la misma es “ninguno”, en palabras de Arana. Es por ello que desde Las Kellys quieren ir un paso más allá y sustituir al intermediario, siendo ellas directamente las valedoras mediante esa central de reservas de qué hoteles cumplen con sus obligaciones laborales y cuáles no.   

Objetivo: empezar en 2022

Noticias relacionadas

"No podíamos esperar más. Muchas de las compañeras han ido desarrollando enfermedades profesionales por exceso de horas. Y esta crisis está siendo dura, porque hay empresas que están aprovechando para recortarnos todavía más las condiciones. El otro día nos llegó una chica a la que le pagaron 38 euros por un día entero de trabajo, de siete de la mañana a siete de la tarde", explica Arana.

Para financiar el proyecto han abierto un crowdfunding a través de la plataforma goteo.org con el objetivo de recaudar 60.000 euros y costear así el desarrollo web. Actualmente han conseguido 22.997 euros y la meta es, antes del 1 de septiembre haber sumado otros 37.000 euros; para así tener operativa la central de reservas a partir del 2022. "Algunos hoteles ya se han interesado, pero no queremos empezar a negociar nada hasta que tengamos el goteo cerrado. Si no alcanzamos el objetivo continuaremos igual, aunque tendremos que ir más lentas. Pero esto va para adelante", explica la portavoz de Las Kellys.

Temas

Hoteles Empleo