Quinto día consecutivo con récord

Ribera abre la puerta a crear una empresa pública de energía para gestionar las hidroeléctricas

La ministra Teresa Ribera en rueda de prensa

La ministra Teresa Ribera en rueda de prensa / JOSÉ LUIS ROCA (EPC)

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Quinto récord consecutivo. El precio de la electricidad en el mercado mayorista escalará este viernes hasta los 119,29 euros el megavatio-hora, en la que previsiblemente será la última jornada con un máximo histórico, por el momento, pues el fin de semana la demanda suele caer y los precios se suavizan. Ante este escenario, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, hizo este jueves un parón en sus días de asueto para asegurar que el Ejecutivo sigue buscando fórmulas para paliar el efecto de estos precios sobre la factura. Entre ellas, ahora incluso se plantea la creación de una empresa pública de energía para gestionar las centrales hidroeléctricas, así como una reforma de la tarifa regulada.

En una entrevista en la Cadena Ser, tras ser preguntada por la llamada de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, a salir a la calle en protesta por el precio de la luz, la ministra ha advertido que "el desafío" no es movilizarse, sino "encontrar soluciones". Y ha sido entonces cuando ha abierto por primera vez la puerta a "modificar las reglas del mercado de generación y poder disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de un sistema concesional distinto (al actual) o a través de una empresa publica según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas que permita intervenir o facilitar otra manera de ofertar energía".

Este anuncio llega el mismo día en el que los agentes sociales, con la patronal catalana Foment del Treball y el sindicato UGT a la cabeza, han reclamado a la ministra un cambio en el mercado de la electricidad para fijar los precios de forma distinta. Una reclamación que la propia ministra hizo a la Comisión Europea, encargada de su diseño. Sin embargo, Ribera reveló este jueves que el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, le ha contestado con una negativa. "No quieren cambiarlo porque consideran que es eficiente y simple", dijo.

La creación de una empresa pública es la opción que ahora desempolva Ribera, una histórica propuesta del partido morado a la que Ribera nunca le había dado carta de naturaleza, o al menos no lo había hecho desde que se asoció con la formación que antes dirigía Pablo Iglesias. De hecho, esta propuesta ni siquiera figura en el acuerdo de coalición PSOE-Unidas Podemos. Quizás por eso una de las primeras en reaccionar a estas palabras de la ministra ha sido la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. "Que el PSOE se abra por primera vez a nuestra propuesta de creación de una empresa pública de energía es una buena noticia. Debemos afrontar con urgencia y valentía la situación crítica del precio desorbitado de la factura de la luz", escribió Belarra en la red social Twitter.

Con todo, la ministra recordó que "no hay una solución única" a los elevados precios de la luz. "El precio de la electricidad depende de muchas cosas muy diferentes y hay que tocarlas prácticamente todas, como hemos hecho", dijo, recordando la derogación del 'impuesto al sol', que dio alas al autoconsumo en España, o el cierre de las centrales de carbón. También, los retoques temporales en la fiscalidad (rebaja del IVA y suspensión del impuesto sobre la generación) que puso en marcha el pasado mes de junio ante las escalada de precios que ya se avecinaba.

Noticias relacionadas

Según Ribera, el impacto de estos precios mayoristas en la factura es limitado para los hogares, al suponer solo alrededor del 30% del precio total del recibo de la tarifa regulada, que tienen 10 millones de clientes. Las grandes eléctricas han propuesto modificar esta tarifa para evitar su volatilidad y la ministra no lo descarta mediante la incorporación de un "tramo fijo un poquito más alto", pero recuerda que esta tarifa ha permitido a sus usuarios ahorros "sistemáticos" desde 2013 con respecto a aquellos suscritos a las tarifas del mercado libre, donde se paga una prima para evitar la volatilidad mercado. Sin embargo, la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha alertado de que suponen un sobrecoste para los autónomos de "entre 200 y 300 euros" por el recibo energético.