AUTOMOCIÓN

Ford también fabricará baterías en Europa con SK Innovation

  • La asociación estratégica entre Ford y SK Innovation, BlueOvalSK, ensamblarán baterías en Europa en un futuro como parte de un plan para producir 240 GWh anuales.

  • Se desconocen las posibles localizaciones en las que la norteamericana apostará por levantar su fabrica europea mientras SK Innovation planea construir su tercera factoría en Hungría.

Planta de montaje de Ford

Planta de montaje de Ford

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Ford producirá baterías en Europa a través de BlueOvalSK, la asociación estratégica que forma con el productor surcoreano de baterías SK Innovation. Así lo anunció el director de operaciones y plataforma de productos de Ford, Hau Thai-Tang, confirmando que su proyecto con la compañía asiática se extendería más allá de América del Norte y cruzaría el charco para llegar a Europa. No obstante, no dio ninguna fecha ni especificó ninguna hoja de ruta hasta el inicio de la producción de baterías en el Viejo Continente.

Actualmente SK Innovation produce las baterías de la Ford F-150 Lightning, la versión eléctrica del popular pick-up de la marca y, según sus planes, ensamblará baterías por un total de 60 GWh de capacidad para mediados de esta década en dos plantas. Los planes globales de Ford aspiran a conseguir una capacidad productiva de 240 GWh anuales en todo el mundo, algo para lo que se necesitarían alrededor de 10 fábricas. Según el ejecutivo de la marca, 140 GWh del total se producirán en Norteamérica, repartiéndose el resto en otras regiones, como Europa.

Tampoco se han proporcionado detalles sobre la posible localización de las plantas de baterías de Ford en Europa. SK Innovation ya opera en el continente con una factoría en Hungría, en Komárom, ciudad en la que ya está construyendo otra. Además, en enero anunció planes para levantar una tercera en Iváncsa, localidad del mismo país. Su capacidad productiva actual en Europa es de 7,5 GWh, cifra que aumentará hasta los 17,3 GWh cuando empiecen a producir en la segunda localización. La tercera será la más grande, con una capacidad total de 30 GWh anuales previa inversión de 1.900 millones de euros.

Un futuro prometedor en Europa

El anuncio de Ford sigue a otros de firmas como Nissan o el Grupo Volkswagen, que recientemente han confirmado que levantarán gigafactorías, ya sea asociándose con compañías especializadas o no, para producir sus propias baterías y reducir su dependencia de las compañías asiáticas. Precisamente, en Estados Unidos SK Innovation también trabaja con Volkswagen para abastecer a los eléctricos que la alemana producirá en Chattanooga, Tennessee.

Noticias relacionadas

Concretamente, el Grupo Volkswagen anunció seis gigafactorías para 2030, con las que quiere una capacidad de 240 GWh anuales. Confirmadas las dos primeras, una en Suecia junto a Northvolt y otra en Salzgitter, Alemania, parece claro que su voluntad es construir la tercera en España, según ratificaron el mismo consorcio y Seat al solicitar su participación en el Perte de automoción presentado en julio. Por otro lado, Nissan anunció una inversión de 1.165 millones junto a la china Envision AESC y el ayuntamiento de Southampton para unir esfuerzos y crear la primera gigafactoría británica, con una capacidad de 25 GWh para 2030 ampliables a 35 GWh.

Actualmente, según la fuente que se consulte, Europa produce entre el 3% y el 5% de las baterías para automóviles fabricadas en el mundo, mientras que Asia concentra el 85%, con un dominio importante de China, que acumula la mayoría de la producción asiática. Los fabricantes buscan dejar de depender exclusivamente de la producción asiática para evitar problemas potenciales como la falta de abastecimiento, algo que ha ocurrido también con los chips, componente clave en los vehículos actuales producido en su mayoría por Intel, el líder global con un 15,6% de la cuota en 2020, Samsung, con el 12,5% y SK Hynix, con el 5,6%. Europa ya ha anunciado planes para producir el 20% de los chips del mundo en 2030.