ECONOMÍA PERSONAL

Claves para vigilar nuestras finanzas en verano

Es común descontrolar los gastos económicos en época estival

Un plan de ahorro y de gastos durante el viaje nos ayudará a sobrellevar la temporada

Claves para vigilar nuestras finanzas en verano
3
Se lee en minutos
Lara Bau

El verano, y el período de vacaciones en particular, suele ser uno de los momentos del año en los que más desatendemos nuestras finanzas. Tras meses esperando el buen tiempo y una pausa en la rutina, parece inevitable pasar unos días fuera de casa o hacer planes con amigos, familia o en solitario. Transporte, alojamiento o restauración... Son muchos los gastos que debemos tener en cuenta en el momento de irnos de vacaciones. Pese a que es una época que invita a la relajación y el disfrute, es vital prestar atención a nuestras finanzas personales para sacar máximo partido a nuestros ahorros y evitar sorpresas en septiembre. Para ello, además de tomar consciencia del límite de nuestro presupuesto estival, podemos llevar a cabo una serie de pequeños gastos que nos ayudarán a proteger nuestra economía a la vez que lo pasamos en grande. 

1. Elección del destino

Muchas veces tendemos a valorar un destino por su lejanía, sin percatar que cerca de casa también hay buenos destinos. España es una buena muestra de ello: playa, montaña, grandes ciudades... En territorio nacional hay planes para todo el mundo. Desde el cap de Creus hasta las Islas Canarias, tanto en la península como en las islas hay una infinitud de lugares por descubrir, tan variopintos como viajeros existen, a pocas horas de casa y con una infinitud de servicios y actividades. ¿Y si hacemos un 'freetour' por nuestra ciudad? Es probable que con una pequeña búsqueda encontremos una oferta atractiva de lugares y atracciones para visitar en nuestra ciudad o pueblo y sus cercanías, y que todavía no conocemos. En ellos podremos vivir buenas experiencias sin presionar en exceso nuestras finanzas. 

2. Con antelación

Un buen truco para ahorrar viajando, ya sea por España o por el extranjero, es hacer la reserva con antelación. La reserva de vuelos, hoteles o incluso el precio de actividades o visitas guiadas que se quiera realizar durante el viaje serán más económicas si se adquieren con antelación. También lo serán si optamos por viajar en meses menos solicitados, como junio o septiembre. Para encontrar el mejor precio y la mejor época, existen un sinfín de comparadores y páginas dedicadas a que podamos viajar y alojarnos por un precio menor. 

3. Gastos hormiga

En vacaciones aquellos pequeños gastos que parecen no tener importancia van mermando la economía sin que nos demos cuenta. Es normal que incrementen, pero es preciso tenerlos bajo control. En este sentido, es importante desarrollar un plan de ahorro meses antes, y un plan de gastos durante las vacaciones y ceñirse a este. 

4. Cambio de divisa

La cotización de las monedas no se puede controlar, pero sí el lugar donde cambiarlas. Es necesario evitar hacer el cambio en casas de cambio que donde hagan pagar comisiones elevadas: deberemos buscar los tipos de cambio que nos favorezcan. Quienes prefieran pagar con tarjeta de crédito, en lugar de efectivo, también deberán tomar precauciones: las transacciones con cambio de divisa pueden tener un cambio desfavorable. Es recomendable revisarlo antes de viajar con nuestro banco.

Noticias relacionadas

Una buena planificación financiera para estos meses y la ayuda de un asesor para orientar las inversiones serán vitales para no sufrir por nuestras finanzas durante el verano ni en los meses posteriores. Es importante recordar que seguir una filosofía de ahorro e inversión nos ayudará a llegar a buen puerto. En cuanto a las inversiones, es vital diversificar, invirtiendo en múltiples activos, seamos pacientes para respetar los horizontes de inversión y constantes, adoptando la rutina de inversión periódica en nuestro día a día.

¿Y las inversiones?

Durante el verano es normal que los movimientos en las bolsas se magnifiquen. Hay menos operaciones y, por lo tanto, cualquier movimiento al alza o a la baja puede verse amplificado. Este verano son tres los factores principales que pueden afectar al comportamiento de los mercados:

- La variante delta, sumada a una apertura gradual de la movilidad, ha elevado los nuevos contagios.

- La inflación está repuntando a nivel global.

- El evento de banqueros centrales del mes agosto. Será donde se den las primeras líneas para el proceso de retirada de estímulos.