Sostenibilidad

Biden impulsa que la mitad de los vehículos de EEUU sean eléctricos o híbridos en 2030

El presidente firma una orden para combatir la crisis climática y hacer frente a la competencia de China

El presidente de EEUU, Joe Biden.

El presidente de EEUU, Joe Biden. / LEAH MILLIS (REUTERS)

2
Se lee en minutos
Sarah Yáñez-Richards

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, firmó este jueves en los jardines de la Casa Blanca una orden ejecutiva con una nueva meta: que la mitad de los vehículos vendidos en el país para 2030 sean eléctricos o híbridos. Con este decreto el mandatario busca matar a dos pájaros de un tiro, por un lado, hacer frente a la crisis climática y, por otro, superar a China, potencia que lidera el sector.

“EEUU ha vuelto, estamos en la competición del siglo XXI”, anunció el mandatario y amante de los coches. Que la mirada de su producción sea eléctrica será un gran reto para el país norteamericano, pues el año pasado los vehículos eléctricos representaron solo el 2% de las ventas de automóviles nuevos en EEUU, según la Agencia Internacional de la Energía. En Europa, por ejemplo, representaron el 10%.

Biden explicó que el gran competidor en la carrera de la venta de los “coches limpios” es China, país que, según indicó el demócrata, ahora mismo produce el 80% de las baterías de los coches eléctricos. No obstante, el mandatario cree que una de las armas secretas de su nación es “los trabajadores estadounidenses”, en parte, por la seguridad de sus sindicatos.

Los directores ejecutivos de Ford, General Motors y Stellantis acompañaron al presidente en este anuncio, al igual que los representantes del United Auto Workers Union (sindicato automovilístico). Unas horas antes, las tres marcas afirmaron en un comunicado de prensa conjunto su "ambición común de alcanzar en 2030 entre el 40% y el 50% de vehículos eléctricos de batería, eléctricos de celda de combustible o híbridos enchufables vendidos en EEUU. Tesla, el principal fabricante de coches eléctricos del mundo, no participó en el evento.

El final de los malos humos de Trump

Noticias relacionadas

La Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Transporte también anunció que revertirá un retroceso en las normas de emisiones de combustible de la era del expresidente Donald Trump. Los nuevos estándares serán un 10% más estrictos que las reglas de las políticas del republicano para los vehículos del año modelo 2023. Además, se volverán un 5% más estrictos cada año. El exmandatario redujo los requisitos establecidos bajo la administración de Obama (Biden era su vicepresidente) en 2012.

Las nuevas medidas de la Administración Biden son importantes para combatir la crisis climática y abordar la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero de su país, pues el transporte representó el 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero de EEUU a partir de 2019.