Transacción

Cementos Molins compra Calucem por 150 millones

Con la adquisición del grupo alemán con planta en Croacia, la primera que la compañía catalana realiza en otro país europeo, se convertirá en el segundo productor de cemento de aluminato de calcio

Una de las plantas de Calucem, filial de Cementos Molins

Una de las plantas de Calucem, filial de Cementos Molins

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Cementos Molins ha cerrado un acuerdo con el Fondo Ambienta SGR SpA, el mayor fondo europeo de inversiones sostenibles, para comprar el 100% de Calucem por unos 150 millones de euros. Con esta operación la cementera catalana ampliará y mejorará su oferta de soluciones innovadoras y sostenibles para la construcción y se convertirá en el segundo mayor productor mundial de cemento de aluminato de calcio (CAC), utilizado esencialmente para aislamiento.

A la vez impulsará su desarrollo internacional y dará un gran paso adelante en su estrategia de crecimiento rentable y sostenible. El cemento de aluminato de calcio fue el negocio con el que Cementos Molins inició su actividad en 1928 en Sant Vicenç des Horts (Baix Llobregat). La de Calucem es la primera adquisición de la compañía controlada por la famiia Molins dentro de Europa.

Calucem es una empresa con casi un siglo de vida y sede central en Mannheim (Alemania). Cuenta con un amplio catálogo de soluciones innovadoras para diferentes segmentos del mercado de la química de la construcción con aplicaciones en morteros técnicos y autonivelantes, aditivos y adhesivos, tuberías o material refractario entre muchos otros.

La firma adquirida posee una planta de producción en Pula (Croacia) con un puerto propio dentro de las instalaciones para suministrar a clientes en más de 60 países, un centro de innovación en Alemania, y atiende a clientes en todo el mundo a través de su red de oficinas de ventas y centros de distribución en Europa, Estados Unidos y Asia.

El consejero delegado de Cementos Molins, Julio Rodríguez, asegura que esta operación "es un gran paso estratégico" que permitirá crear "una plataforma focalizada en la innovación, la sostenibilidad y el crecimiento global para ampliar la actividad en el sector de la química para la construcción”.

Por su parte, Yuri Bouwhuis, consejero delegado de Calucem, subraya que "la compañía ha mostrado un gran crecimiento, incorporando nuevos productos y soluciones más sostenibles". Calucem tiene 180 empleados y alcanzó unas ventas de 58 millones de euros, con un resultado de explotación de 16 millones de euros durante los últimos 12 meses.

Noticias relacionadas

El cierre de la operación, valorada en 150 millones de euros, está previsto para el cuarto trimestre de este año, y está sujeta a la aprobación de las autoridades regulatorias en algunos países. Mientras tanto, ambas compañías continuarán operando de forma independiente hasta la conclusión del proceso de adquisición.

Cementos Molins ha contado con Evercore como asesor estratégico y financiero, Cuatrecasas como asesor legal y fiscal, Deloitte como asesor de la 'due diligence', y Marsh como broker y asesor del seguro.

Temas

Empresas