Exceso de cupo del 28%

8.246 trabajadores de Caixabank se apuntan para salir en el ERE

  • El número final de solicitantes excede en el 27,8% el cupo de despidos pactado entre la empresa y los sindicatos; con el plazo de inscripciones ya cerrado

Huelga de CaixaBank frente a la sede madrileña del banco

Huelga de CaixaBank frente a la sede madrileña del banco / REUTERS / SUSANA VERA

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Un total de 8.246 trabajadores de Caixabank se han apuntado para salir en el expediente de regulación de empleo (ERE) pactado entre la dirección y los sindicatos el pasado 1 de julio. La cifra excede en el 27,8% el cupo de 6.452 despidos en los que se cerró el expediente y representa una cifra prácticamente igual a los 8.291 salidas que planteó inicialmente la dirección cuando presentó el expediente; según datos facilitados por fuentes sindicales. No obstante, la distribución geográfica de parte de esas adhesiones no encaja, de momento, con el criterio de la empresa y hay 19 provincias en las que no se ha alcanzado la cuota mínima de salidas que pretende la dirección.

El pasado 30 de julio se cerró el plazo para que los empleados que estuvieran acorde con las indemnizaciones y demás condiciones de salida se apuntaran para ser despedidos. La cifra final se ha visto incrementada en las últimas horas por un grupo de indecisos o rezagados, pues el pasado viernes rondaba los 7.900 voluntarios. Ahora Caixabank y los sindicatos deberán estudiar y negociar si los perfiles voluntarios se adaptan a los objetivos de salida de la empresa. Pues habrá personas dentro de esa lista de 8.246 adscritos que, o bien por perfil profesional o bien por localización geográfica (finalmente los cupos por edad se retiraron de las últimas ofertas) no encajarán en las necesidades planteadas por la dirección y su salida será vetada.

Este lunes representantes de la dirección y las centrales se han citado a una reunión de seguimiento para evaluar esta y otras cuestiones referentes al ere cerrado hace un mes; el mayor de la historia bancaria en España. El primer reto es cuadrar los números y equilibrar el exceso de adhesiones con la falta de voluntarios en 19 provincias (entre las que no se cuentan Madrid ni Barcelona). Para ello serán necesario activar mecanismos de movilidad geográfica entre oficinas y entre provincias, pues actualmente en 19 provincias faltan por cubrir 486 salidas en las mismas; según cálculos sindicales. El objetivo de la entidad eliminar unos 1.900 millones de euros en costes laborales este año y unos ahorros consolidados "de un mínimo de 700 millones".

La situación de 'overbooking' en el ERE de Caixabank no es anómala dentro del sector bancario. El pasado 15 de julio se cerró el plazo de inscripción para otro de los expedientes que recientemente se ha cerrado en la banca española, el del BBVA. En dicho caso, se apuntaron 5.216 personas, el 77% más de las 2.935 salidas pactadas entre la dirección y los sindicatos.

Noticias relacionadas

Indemnizaciones variables

El exceso de cupo en las salidas se explica, en parte, por el aval de los sindicatos a las condiciones finalmente acordadas con la empresa. Hasta el punto de que las centrales las calificaron como "el mejor acuerdo de ERE en el sector financiero". Los mayores de 62 años salían con un pago de 20 días por año trabajado, con tope de 12 mensualidades. Las personas de entre 54 y 63 años percibían un pago equivalente al 57% del salario bruto, hasta los 63 años y con primas variables por adherirse voluntariamente al expediente. El grupo de 52 y 53 años recibirán siete anualidades equivalentes al 57% del salario fijo bruto anual, repartidas hasta los 63 años. Y el resto afectados, 40 días del salario fijo bruto por año trabajado, con un límite de 36 mensualidades.