36.915 personas entre enero y julio

Los usuarios de Barcelona Activa aumentan el 9%, mientras la dirección prescinde de técnicos

  • El servicio público de la capital catalana atiende durante el primer semestre a 36.915 personas (+9%) y 5.017 empresas (+32%)

  • Los vecinos que más acuden a las oficinas de empleo son los de Sant Martí y L'Eixample y los que menos, los de Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi

Una oficina de Barcelona Activa, dependiente del Ayuntamiento de Barcelona.

Una oficina de Barcelona Activa, dependiente del Ayuntamiento de Barcelona. / Archivo

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Los técnicos de Barcelona Activa atendieron durante los primeros seis meses del año al 9% más de usuarios que en la primera mitad del 2020. Un total de 36.915 personas, entre parados y trabajadores en busca de formación, pasaron por las oficinas -físicas o virtuales- del servicio público de empleo de la capital catalana. Este aumento en las atenciones a profesionales va en paralelo a un incremento de empresas que también precisan del consejo de los técnicos de Barcelona Activa. Concretamente el flujo de compañías en busca de perfiles adecuados para sus ofertas de trabajo o de asesoramiento ha aumentado entre enero y julio hasta las 5.017 compañías; el 32%, en comparación con las atenciones realizadas durante el mismo periodo del año anterior; según datos publicados este pasado viernes por el organismo dependiente del Ayuntamiento.

Ese aumento tanto de profesionales como de compañías que acuden a los servicios de Barcelona Activa se produce en pleno despegue de la recuperación económica, tras el mazazo del coronavirus. Y en un momento en el que, pese a ese incremento de la demanda, los servicios públicos barceloneses han comenzado a recortar plantilla. A principios de julio, la dirección de Barcelona Activa comunicó a sus trabajadores que procedía a no renovar a aquellos empleados de la sección de ocupación que estuvieran con un contrato temporal de obra y servicio, tal como avanzó EL PERIÓDICO. Un total de 102 personas se encuentran actualmente en esta situación y sus contratos irán venciendo progresivamente, a forma de goteo, hasta mediados del año que viene. Es decir, el servicio no se queda de golpe sin ese cuarto de técnicas, pero sí irá perdiendo músculo poco a poco.

Este movimiento se debe a que el ente público lleva encadenando durante las dos últimas décadas varias sentencias contrarias al uso de este tipo de contratación, al considerarla un abuso y perjuicio contra los trabajadores. Es por ello que la nueva dirección ha decidido cortar de raíz con esta práctica heredada de anteriores equipos consistoriales, pero que implica una severa reducción en el número de trabajadores disponibles para atender la creciente demanda de servicios requerida por la ciudadanía. La dirección de Barcelona está estudiando cómo evitar que el servicio, cuya demanda va al alza, se vea perjudicado por la corrección de esta mala praxis laboral y cómo puede sumar nuevos profesionales por otras vías.

Noticias relacionadas

Perfil: mujer de entre 30 y 45 años

El perfil más habitual del usuario que actualmente atienden los técnicos de Barcelona Activa es una mujer de más de 45 años. Según los datos publicados por el organismo, el 59% de las personas atendidas durante este primer semestre han sido mujeres; porcentaje muy similar al del año pasado. Por grupos de edad, el más numeroso son las personas que tienen de 30 a 45 años, aunque el incremento de personas atendidas ha sido generalizado en este sentido y se ha producido en todas las franjas de edad. Y, por distritos, los que más frecuentan los servicios públicos de empleo son los vecinos de Sant Martí (4.192 personas) y de L'Eixample (4.102 personas); mientras que los menos se concentran en Les Corts (869 personas) y Sarrià-Sant Gervasí (1.555 personas).

Temas

Empleo