EPA del 2n trimestre

La tasa de paro baja del 16% al 15,2% tras el fin del estado de alarma

  • El número de hogares con todos sus miembros en paro vuelve a bajar, pero todavía hay 1,15 millones de casas en las que nadie trabaja pese a intentarlo. En la mitad no entran ingresos regulares

  • La contratación temporal domina la recuperación del empleo y seis de cada diez nuevos ocupados en el último año son eventuales

Terraza de un bar en La Laguna, Tenerife.

Terraza de un bar en La Laguna, Tenerife. / EFE / CRISTÓBAL GARCÍA

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El final del estado de alarma y el arranque de la campaña de verano ha allanado el camino para que la recuperación del mercado laboral coja velocidad. La tasa de paro cayó durante el segundo trimestre del 16% al 15,26%, hasta un total de 3,5 millones de parados. Es el descenso más acusado de los últimos tres años, aunque ello no sea suficiente para recuperar los niveles del 2019. En paralelo se ha producido una intensa creación de empleo, con la suma de 464.900 nuevos ocupados entre abril y junio; hasta un total de 19,6 millones de trabajadores en activo. Así lo reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el INE este jueves, que muestra también como continúa la progresiva reincorporación de los trabajadores a la oficina, con un nuevo descenso del número de personas que teletrabajan de forma mayoritaria.

Un dato bastante ilustrativo de la recuperación de la actividad durante los últimos meses -y en menor medida del empleo, dado el efecto protector de los ertes-, son los datos de horas trabajadas. Estas se han disparado el 7,7% del primer al segundo trimestre. Es el mayor aumento en un segundo trimestre de la serie histórica, y deja la actividad del mercado laboral español solo el 1,4% por debajo de los niveles del 2019.

Ello se traduce en menos paro, menos ertes y más ocupación. En el último año el desempleo en España ha trazado una especie de efecto acordeón. Se disparó en el segundo trimestre del 2020, cuando en marzo irrumpió la pandemia y el paro protagonizó una intensa escalada. De ahí la tasa siguió subiendo, moderándose en la recta final del ejercicio pasado gracias a la primera desescalada y bajando levemente en el primer trimestre de este 2021. No obstante, los rebrotes posnavideños y ya de por si una época no prolífica para el empleo frenaron esa reducción del paro, que ahora de cara el verano y dejando ya atrás el estado de alarma ha cogido velocidad.

La evolución del paro a la baja ha ido en paralelo a la del empleo al alza, algo que no siempre es así. Y es que en el último año se han creado 1,06 millones de empleos; algo menos de los 1,2 millones destruidos en los primeros compases de la pandemia. La contratación temporal ha predominado en ese nuevo empleo, representado a seis de cada diez nuevos ocupados de esos 1,06 millones.

1,15 millones de hogares con todos en paro

España se encuentra prácticamente con la misma tasa de paro de hace un año, pero todavía lejos de los niveles del 2019; pues en el segundo trimestre del año previo al covid la tasa de desempleo era del 14%; punto y casi tres décimas más baja que ahora. Le queda todavía mucho camino por recorrer al mercado laboral español para poder decir que ha dejado atrás la crisis del coronavirus. Aunque los pasos van en la buena dirección, pues sube el número de ocupados, baja la tasa de paro y aumenta la población activa. Es decir, hay más gente disponible y, sobre todo, predispuesta a buscar trabajo. El efecto desánimo no cunde, pese a varios de los malos indicadores que cohabitan con los buenos.

Un dato positivo que deja la EPA de este segundo trimestre es que el número de hogares con todos sus miembros en paro vuelve a bajar. Hasta ahora esta cifra, que detrás lleva un riesgo de exclusión social elevado, venía al alza y con preocupantes datos. Entre abril y junio del 2021 ha descendido en 68.400 el número de hogares con todos sus miembros en paro, hasta un total de 1,15 millones. Cifra, no obstante, por encima de los niveles previos al covid y que deja en una situación de clara vulnerabilidad a sus habitantes. En la mitad de dichos hogares no entra formalmente ningún ingreso de forma regular.

El teletrabajo sigue a la baja

Otro dato que refleja la EPA es que la operación 'vuelta a la oficina' continúa. Desde el final del primer estado de alarma, muchas de las empresas que pudieron continuar con su actividad en remoto llamaron de vuelta a sus trabajadores, en algunos casos de manera progresiva, en otros no. Actualmente el 9,4% de los ocupados, unos 1,8 millones, trabajan más de la mitad de los días de la semana desde su domicilio. Una proporción que ha ido disminuyendo en los últimos meses, frente al 11,2% observado en el primer trimestre de 2021 o al 16,2% del segundo trimestre de 2020. Aunque sigue siendo significativamente superior a los niveles de teletrabajo previos al covid, cuando solo el 4,8% de los ocupados teletrabaja habitualmente.

Noticias relacionadas

El Levante mejor que la meseta

El mercado laboral español se recupera del mazazo del covid y también vuelve a 'viejas' costumbres veraniegas. La zona del Levante está registrando mejores cifras que la meseta. Las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Murcia (22.200 parados menos), Catalunya (–21.200) y Andalucía (–19.800). La excepción la representa la Comunitat Valenciana, donde el desempleo sube 15.600 personas. Por el otro lado, en Madrid la tasa de paro se ha mantenido estancada y no ha sumado ni restado parados a la estadística. De hecho, en el último año el desempleo ha aumentado en la capital española en 2.400 personas.

Temas

Empleo Paro