Resultados primer semestre

Naturgy complica aún más la opa de IFM al aprobar el primer dividendo del año

El fondo de pensiones aseguró que reduciría el precio de 22,37 euros si la energética distribuía dividendos antes de la liquidación de la oferta

La compañía ganó 487 millones de euros hasta junio, un 44% más que en el mismo periodo del año anterior por la salida de Egipto

Oficinas de Naturgy

Oficinas de Naturgy

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Naturgy cierra el primer semestre del año con un beneficio neto de 487 millones de euros, un 44% más que un año antes cuando ganó 334 millones de euros, en parte por la salida de Egipto con la venta de su parte de Unión Fenosa Gas. En términos ordinarios, el beneficio neto asciende a 557 millones de euros, un 17% superior al del mismo período del año anterior. Aunque la gran novedad es el anuncio del primer dividendo a cuenta de los resultados del 2021 de 0,30 euros por acción, que se pagarán el próximo 4 de agosto, lo que complica todavía más la opa de IFM.

El fondo de pensiones australiano había ofrecido 22,37 euros por acción, pero con la condición de que reduciría su oferta si la compañía distribuía dividendos antes de que se liquidara la oferta. Una nota más que aleja a IFM de Naturgy, tras el órdago de Criteria Caixa que sigue incrementando su presencia en la compañía y estrecha el margen de IFM para hacerse con títulos en el mercado después de que CVC y GIP (20% y 20,4%, respectivamente) se comprometiesen a no vender y después de que las acciones de la compañía hayan estado unos día cotizando por encima del precio de la oferta de IFM. El precio en bolsa ha empezado a caer este miércoles tras conocerse el nuevo plan estratégico de la empresa hasta cerrar a 22,30 euros por título, un 1,20% menos que al inicio de la sesión.

Con todo, la compañía ha celebrado que cierra el semestre con un "buen rendimiento de sus negocios, en un contexto de recuperación", y afronta ahora una "nueva etapa de transformación" con la presentación este mismo miércoles de su nuevo plan estratégico que, según apunta en sus resultados, estará centrado en su "apuesta por la transición energética y el crecimiento en renovables y en redes de distribución, así como en el desarrollo de nuevas energías".

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 1.678 millones de euros a cierre del primer semestre, con una caída del 3,8% con respecto a los seis primeros meses de 2020. El Ebitda ordinario fue de 1.959 millones de euros (un 3% más) mientras beneficio neto ordinario fue de 557 millones de euros (un 17% más). La deuda neta del grupo se sitúa a 30 de junio en 13.611 millones de euros, en línea con la cifra de un año antes.

Noticias relacionadas

Las inversiones de la compañía durante este periodo ascendieron a 439 millones de euros, un 20,5% menos respecto al mismo período del año anterior. Si bien, la compañía recibió la oferta de IFM a principios de febrero, lo que supuso un parón en el desarrollo de su nuevo plan estratégico que, aunque la empresa había indicado que sacarían a la luz tras conocer la liquidación de la oferta, finalmente verá la luz este miércoles.

Durante este año, el crecimiento de la empresa fue principalmente hacia proyectos renovables, principalmente en España, Chile y Australia, donde incrementará su presencia hasta los 750 megavatios de de capacidad instalada. Asimismo, se adjudicó un total de 235 megavatios de solar y eólica en la última subasta de energía en España y, recientemente, 45 megavatios en la subasta solar de Canarias, que le permitirá duplicar su capacidad instalada en esa Comunidad.