Resultados

Banco Santander ganó 3.675 millones hasta junio

La entidad supera las previsiones y reitera su intención de repartir en dividendos entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario

Ana Botín, presidenta del Santander, en la junta de accionistas celebrada el pasado marzo de forma telemática desde la sede operativa del banco en Boadilla (Madrid).

Ana Botín, presidenta del Santander, en la junta de accionistas celebrada el pasado marzo de forma telemática desde la sede operativa del banco en Boadilla (Madrid). / Santander

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Banco Santander obtuvo en el primer semestre de este año un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros, frente a una pérdida de 10.798 millones de euros en el mismo periodo del año anterior, cuando realizó una actualización sin efecto en caja del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos.Si se excluye el cargo de 530 millones de euros por costes de reestructuración en el primer trimestre, el beneficio ordinario hasta junio fue de 4.205 millones de euros, un 153% más que un año atrás. Este es el mayor beneficio ordinario de Santander en un primer semestre desde 2010.

El consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, ha calificado los del primer semestre como "unos excelentes resultados". Ha destacado la rentabilidad sobre el capital tangible, con un RoTE ('return on tangible equity') del 12,6%, por encima del coste del capital; y un beneficio por acción ordinario de 0,227 euros. A su vez ha explicado que se recuperan niveles de actividad y con junio como el mejor mes del año hasta ahora. A preguntas de los periodistas, Álvarez ha afirmado que si la evolución económica continúa como en la actualidad, con unas previsiones que han mejorado, "se podrían liberar" una parte de las provisiones realizadas por la crisis del covid.

La entidad presidida por Ana Botín, que mantiene la intención de distribuir en dividendos entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario una vez que el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que levanta las restricciones a partir de septiembre, ha superado todas las previsiones gracias al crecimiento de los volúmenes de negocio (+2% en crédito, +4% en depósitos). A juicio de banco, estos resultados "demuestran una vez más la importancia de la diversificación geográfica y de negocio de Santander". De hecho, los negocios en sus tres áreas geográficas, Europa, Norteamérica y Sudamérica contribuyeron de forma similar al beneficio del grupo.

El beneficio ordinario del primer semestre estuvo cerca de triplicarse en Europa, hasta 1.426 millones de euros (+172%), y en Norteamérica, hasta 1.628 millones de euros (+178%), mientras que creció un 41% en Suramérica, hasta 1.645 millones de euros. En Estados Unidos, el grupo alcanzó un beneficio récord de 1.291 millones de euros en el semestre. El banco ha anunciado recientemente dos operaciones en ese país: la compra de del bróker independiente líder en renta fija Amherst Pierpont y una propuesta para adquirir los minoritarios (20%) de Santander Consumer USA.

Intereses

El margen de intereses aumentó un 8% en euros constantes, hasta 16.196 millones, en el primer semestre tras registrar el mejor trimestre desde que empezó la pandemia, debido fundamentalmente a los volúmenes de crédito y depósitos y el menor coste de estos últimos. El crecimiento del margen de intereses fue especialmente fuerte en el Reino Unido (+29%), España (+10%) y Brasil (+10%).

Los ingresos por comisiones alcanzaron niveles anteriores a la pandemia (+8%), con crecimientos en productos y servicios de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y Wealth Management & Insurance. El incremento interanual de la facturación de tarjetas (+26%) y terminales puntos de venta o TPV (+54%) son reflejo de la recuperación, que también se vio en fondos de inversión (+18%). Como resultado, los ingresos totales aumentaron un 8%, hasta 22.695 millones, lo que, junto con el control de costes, contribuyó a aumentar el beneficio antes de provisiones (margen neto) un 13%, hasta 12.318 millones de euros.

Los recursos de clientes alcanzaron una nueva cifra récord (1,04 billones de euros, +7%), tras superar el billón de euros por primera vez el trimestre pasado. Los depósitos a la vista repuntaron un 9%, hasta 685.000 millones de euros, y los fondos de inversión un 18%, hasta 183.000 millones de euros.

Servicios digitales

El uso de servicios digitales siguió aumentando a lo largo del trimestre. Santander alcanzó más de 45 millones de clientes digitales (+14% interanual). Por su parte, la ratio de mora ha descendido cuatro puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,22%, mientras que la de cobertura alcanzó el 73%. La ratio de capital CET1 aumentó 27 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 12,11%, y se mantiene por encima de su rango objetivo del 11-12%. En el trimestre, el banco generó 7 puntos básicos orgánicamente tras el aumentar el crédito y reservar 18 puntos básicos de capital, el equivalente al 50% del beneficio ordinario de este trimestre para una posible remuneración a los accionistas. El banco seguirá reservando este nivel de capital a lo largo del año, dado que el consejo tiene como objetivo restablecer un pay-out del 40-50% del beneficio ordinario.

Noticias relacionadas

El colchón de capital CET1 de Santander frente al capital mínimo exigido es ahora de 325 puntos básicos, en comparación con el colchón anterior a la pandemia, que era de 189 puntos básicos.

El banco destaca su apuesta por la transición verde con la emisión de tres bonos verdes por 3.000 millones y la financiación de proyectos de energías renovables. En materia social subraya las actuaciones de inclusión financiera y microcréditos.