Resultados

Endesa pide cambiar la tarifa regulada de la luz tras ganar un 26% menos

La energética gana 832 millones de euros en el primer semestre de 2021

José Bogas, consejero delegado de Endesa.

José Bogas, consejero delegado de Endesa. / David Castro

2
Se lee en minutos

Endesa ha pedido al Gobierno cambiar la tarifa regulada de la luz para evitar que los efectos de la escalada de precios en el mercado mayorista se vean reflejados en la factura, en la presentación de resultados del primer trimestre que la eléctrica ha cerrado con unos beneficios de 832 millones de euros, un 26% menos que en el mismo periodo del año anterior. En cifras comparables que excluyen el efecto neto de las provisiones de 2020, ese descenso sería de sólo un 3%.

La energética prevé que el precio de la electricidad se mantenga en sus actuales niveles altos hasta el año 2023, según ha desvelado el consejero delegado de la compañía, José Bogas, en una conferencia con analistas. Endesa prevé un precio para el 'pool' en el segundo semestre de este año de 97,1 euros el megavatio-hora y ha añadido que seguirán viéndose en 2022 y 2023 "afectados por el aumento de los precios de las materias primas".

"En España tenemos una gran diferencia con el resto de países europeos y es que la tarifa regulada que está indexada al precio del mercado y hace que los consumidores domésticos dependan de su volatilidad", ha explicado Bogas. La compañía ha añadido que "está tomando decisiones de gestión para compensar el efecto de la volatilidad de las materias primas en la cuenta de resultados". Una decisión que le permite mantener los objetivos fijados para el conjunto del año: 4.000 millones de ebitda y 1.700 millones de resultado ordinario neto.

La empresa ha obtenido un Ebitda (beneficio bruto de explotación) de 1.879 millones, un 19% menos que en el primer semestre del año anterior. En términos comparables, excluyendo el efecto neto de las provisiones de 2020, el descenso se queda en el 4%. Endesa ultima el cierre total de su negocio de carbón en la España peninsular y logra que el 88% de su producción esté libre de emisiones de CO2 en el semestre.

Noticias relacionadas

La deuda neta de la compañía alcanza aproximadamente los 8.200 millones de euros, lo que supone un alza de 1.300 millones derivada de la coyuntural evolución negativa del flujo libre de caja y del pago del dividendo a cuenta de los resultados de 2020 realizado en enero. La ratio de apalancamiento (deuda neta respecto al ebitda) se sitúa en 2,1 veces, en términos comparables con el primer semestre de 2020. El coste de la deuda se mantiene extraordinariamente bajo, con un interés medio del 1,7% (misma cifra que al cierre del año pasado).

Sobre la propuesta de reducir la remuneración de las plantas nucleares, eólicas e hidroeléctricas, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, vuelve a insistir en que esta propuesta está "basada en fundamentos erróneos, como que esas instalaciones están totalmente amortizadas", algo que asegura que no es cierto. "Confiamos en que, tras las propuestas de cambios en el texto del anteproyecto sugeridas por la CNMC y como fruto del proceso de tramitación parlamentaria en el que todas las partes implicadas serán escuchadas, el resultado final sea más razonable, especialmente para las instalaciones nucleares e hidroeléctricas”, ha indicado.

Temas

Endesa