actuación polémica

Un fondo de rescate paralizado por Plus Ultra

El instrumento para rescatar empresas estratégicas se ha visto lastrado por el apoyo a la aerolínea

Un avión de Plus Ultra

Un avión de Plus Ultra

1
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El fondo creado para el rescate de empresas estratégicas lleva meses casi paralizado. Dotado con 10.000 millones, apenas ha concedido unos 1.000 millones, frente a unas peticiones que, como mínimo, llegan a los 4.000 millones, especialmente del sector hotelero, uno delos más afectados por la pandemia. Pero no son los únicos, la siderúrgica Celsa, de la familia Rubiralta, lleva meses pendiente de un balón de oxígeno que podría llegar a los 700 millones y que no acaba de llegar.

Lo cierto es que desde que estalló la polémica por la concesión de 53 millones a la aerolínea Plus Ultra, cuyo rescate ahora ha paralizado un juez, parece que todo está paralizado. De hecho, tras varios meses, la única ayuda aprobada esta semana ha sido a Tubos Reunidos, por importe de 112,8 millones de euros.

La encargada de gestionar este fondo es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Tras el apoyo concedido a Plus Ultra, la aerolínea que la oposición vincula a la Venezuela chavista, algo que la compañía niega, el ritmo de las ayudas ha caído en picado.

Noticias relacionadas

El mecanismo de rescate, creado hace un año para salvar a compañías consideradas estratégicas de los estragos causados por la pandemia, ha beneficiado hasta ahora a Air Europa (475 millones), operación que facilitó la compra por parte de Iberia. A esta le siguieron Ávoris (para acelerar la fusión de las divisiones de viajes de Barceló y Globalia, con 320 millones), Duro Felguera (120 millones) y, Plus Ultra Líneas Aéreas, a las que se ha sumado ahora Tubos Reunidos.

La lista de espera de de compañias es larga y es dispar. Plus Ultra, con unas ventas que no llegan a 100 millones, ya la recibió, mientras que Celsa Group, la mayor siderúrgica de España, con una facturación de más de 4.000 millones, y pendiente de hasta 700 millones, sigue en la sala de espera. El juez ha ordenado ahora suspender la entrega de 34 millones de euros que forman parte del rescate de la aerolínea, que debe justificar que los necesita para pagar a los proveedores. Esta cantidad se debía desembolsar el 28 de julio.

Temas

Empresas