Congreso

El Gobierno pacta con ERC que los interinos con 10 años en la plaza no tengan que pasar por oposición

María Jesús Montero, en el Congreso.

María Jesús Montero, en el Congreso. / EUROPA PRESS / E. PARRA

5
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno ha conseguido salvar 'in extremis' y por un voto el real decreto para la reforma de los interinos y el Congreso ha convalidado la norma, tras el apoyo de ERC. No obstante, ello ha sido posible a costa de ceder a su tramitación como proyecto de ley, lo que permitirá a los partidos a proponer enmiendas para modificar el texto ya publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La nueva titular de Función Pública, María Jesús Montero, ya ha avanzado su disposición a incorporar novedades, como el compromiso de que los eventuales de la Administración que lleven 10 años en la misma plaza no tengan que pasar por una oposición.

La votación de este miércoles ha estado sumamente reñida y se ha desencallado en los movimientos entre bambalinas durante las últimas horas, pues llegó a la cámara con el resultado totalmente en el aire. Hasta el punto que la norma se ha decidido por 170 votos afirmativos, 169 negativos y ocho abstenciones, con una votación que, tras un error de cálculo, ha tenido que repetirse. ERC finalmente ha apoyado al Gobierno y ha votado a favor de este real decreto, evitando un fiasco como el que supuso la derrota con el real decreto ley sobre los remanentes municipales.

"Difícilmente van a presentarnos uno mejor, porque lo pactaran con las derechas", ha justificado la portavoz republicana Pilar Valluguera; que no ha escondido el tono crítico con las formas y el fondo. "Señores del PSOE, tienen una última oportunidad para cumplir sus acuerdos. Por favor, por una vez estén a la altura", les ha espetado desde la tribuna de oradores; criticándoles la falta de diálogo previo. Los votos de estos partidos nacionalistas han permitido superar a los de signo contrario, como los de EH Bildu, Junts, la CUP, PDECat o el BNG, así como el bloque de la derecha del PP, Vox y C's.

El propio socio del PSOE en el Gobierno, Unidas Podemos, ha reconocido que votará a favor a regañadientes. Y es que la reforma de la interinidad ha sido objeto de crítica desde las plataformas de interinos, entre otros, dado el bajo importe de las indemnizaciones incorporada. Estas serán de 20 días por año trabajado, con tope de 12 mensualidades, para todo aquel eventual que esté ocupando una plaza, esta salga a oposición, el interino se presente y no la consiga. El equivalente al despido objetivo en el sector privado, tras la última rebaja introducida por el PP en su reforma laboral del 2012. Los partidarios de la reforma defienden que hasta ahora no existía indemnización alguna y que los funcionarios interinos o el persona estatutario se iba a la calle sin pago alguno.

La primera reforma de la interinidad sigue así viva y pasará ahora de pantalla para someterse a las propuestas de los partidos; después de que el Ejecutivo ya hubiera pactado el actual texto con los sindicatos mayoritarios en la Función Pública -CCOO, UGT y CSIF-. Dicho documento incluye, además de las indemnizaciones, la limitación de la estadía en la plaza de un eventual a un máximo de tres años. Y se propone abrir un proceso de estabilización mediante la convocatoria en un plazo de tres años de un total de 310.000 plazas, hoy ocupadas por interinos.

Votación de enmiendas

Habrá inevitablemente novedades en ese texto, tal como le han reclamado los partidos en el Congreso que finalmente han permitido su supervivencia. Montero ya ha anunciado algunas durante su intervención. Una de las enmiendas que introducirá el PSOE será la reforma del artículo 61.6 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), para que si un interino ha estado 10 años en la misma plaza y esta no se ha convocado durante ese tiempo, no tendrá que realizar la fase de oposición. Lo que facilitará su acceso a una plaza fija en la función pública, dada su acreditada experiencia acumulada en la misma. Otra posible novedad, sobre la que deberán volver a votar los partidos, será que la fase de oposición podría no ser eliminatoria, sí así lo decidieran las comunidades autónomas que convoquen los procesos. Este último punto eleva indirectamente el peso de la experiencia, ya que evita que un interino se quede fuera del proceso si suspende una de las pruebas del proceso teórico de oposición.

Noticias relacionadas

Tras la convalidación de este miércoles, toca ahora abrir el proceso de enmiendas. Este puede alargarse un periodo de 30 días, para que los partidos propongan sus cambios, aunque el tiempo podría ser mayor si así lo decide la mesa del Congreso. Mientras tanto, las condiciones aprobadas por el Consejo de Ministros siguen en vigor.

Luz verde a tramitación de ley de estabilización de interinos de Generalitat

El pleno del Parlament de Catalunya ha dado luz verde a la tramitación de una proposición de ley presentada por la CUP para la estabilización de los trabajadores interinos de la Generalitat con más de tres años de prestación. Una iniciativa que ha apoyado ERC con las críticas del resto de grupos porque a su juicio han votado cosas dispares en la Cámara catalana y en el Congreso de los Diputados.

Tras el primer debate de totalidad, y tras el rechazo de un texto alternativo del PSC, arranca la tramitación parlamentaria de la normativa, que según los anticapitalistas podría dar una solución a 108.000 interinos sin plaza fija.

La propuesta, que deberá pasar por comisión y después regresar al final del proceso al pleno, pretende que aquellos que lleven al menos 3 años de prestación de servicios permanentes tengan reconocido el derecho a permanecer en el lugar de trabajo que desempeñan.