Repercusiones económicas de la pandemia

La ola de contagios de covid provoca cancelaciones y el freno de las reservas de alquiler turístico

Girona ha sufrido un impacto más acusado por la dependencia del turismo extranjero

Interior de un piso turístico en Barcelona.

Interior de un piso turístico en Barcelona. / ARCHIVO / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos
ACN

La explosión de contagios registrada en Catalunya en las últimas semanas también está impactando en el mercado residencial. "En la Costa Brava estamos sufriendo. Parecía que el verano tenía buena pinta, pero ahora mismo lo tenemos muy complicado", lamenta el presidente del Consell Català de los COAPI, Joan Company.

El aumento de los nuevos casos de coronavirus están afectando especialmente el alquiler turístico, con cancelaciones y una paralización de las reservas. Previsiblemente, esta situación será todavía más complicada en los próximos días, después de que la Unión Europea haya recomendado no viajar a Catalunya. En términos generales, Girona ha sufrido un impacto más acusado de la pandemia por la dependencia del turismo extranjero.

Los extranjeros copan las compraventas

El mercado residencial de la demarcación está muy condicionado por las segundas residencias. En los últimos años, el 25% de todas las compraventas estaban protagonizadas por extranjeros. Esta situación ha quedado "muy afectada" por las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia.

En todo caso, el también presidente del COAPI de Girona asegura que el mercado de rentas más elevadas continúa activo y está registrando un número de operaciones de compraventa con un nivel parecido al de 2019.

Previsiones complicadas

Las previsiones para los próximos meses son complicadas, especialmente después de la explosión de nuevos contagios. Esta situación ha incidido especialmente en el mercado de alquiler turístico de la demarcación, pero también está provocando un aplazamiento de la decisión de compra por parte de los extranjeros.

Noticias relacionadas

Esta paralización de la actividad está afectando toda la costa catalana, con más incidencia en las zonas turísticas. Como contrapunto, el mercado de la Costa Brava espera compensar la pérdida de turistas extranjeros con visitantes locales, que optan por unas vacaciones de proximidad.