Empresa de l'Any 2021

Cafés Cornellà: 25 millones de tazas de cafés anuales

Cafès Cornellà recibirá el premio Digitaliza, que distingue a las empresas anteriores a la revolución tecnológica que han encarado la transformación digital

Cafés Cornellà.

Cafés Cornellà.

2
Se lee en minutos
Alberto González Reina

Sudor y lágrimas en pos de la supervivencia. Así podría resumirse el último año para muchas pequeñas y medianas empresas catalanas, que se han visto obligadas a hacer 1.001 triquiñuelas para sortear el duro golpe. Por eso, para Cafès Cornellà fue doblemente meritorio celebrar sus primeros cien años de vida en el 2020. De hecho, recuerdan que la pandemia no ha sido la única situación adversa que ha atravesado esta empresa familiar, dedicada durante tres generaciones al tostado y a la venta de café. “Solo hay que recordar el bloqueo del estado español durante la guerra civil y la posguerra”, recuerda Pere Cornellà, su director general.

Durante este primer siglo de vida, la empresa ha evolucionado en función de cómo lo hacía la sociedad, la hostelería y el turismo. Y desde un enclave privilegiado: “Girona concentra una buena parte de las estrellas Michelin del territorio catalán, y esto ha impregnado inevitablemente nuestra misión y valores”, opina el director. 

Encabeza la lista el “lograr la satisfacción del consumidor final a la hora de degustar las mejores tazas de café”. Un reto complicado, admite Cornellà, porque al final su producto está en manos de un tercero: los bares y las cafeterías. Y fue precisamente esto lo que condujo, en el año 2000, a que la empresa implantara un sistema para garantizar la óptima calidad de cada una de las tazas elaboradas con sus cafés (25 millones cada año), de forma que se garantizara el producto en todo su esplendor. “Si no se aplica este método específico, es imposible controlarlo”, considera la misma fuente.

Café conectado

Noticias relacionadas

El sistema desarrollado por Cafès Cornellà tuvo su concreción en el año 2016, cuando lograron conectar la primera máquina de café a la internet de las cosas (IoT). Esto les permite contactar con los clientes a tiempo real, tramitar los pedidos directamente y controlar todos aquellos elementos que inciden en la calidad final de un expreso. Un avance por el que la compañía acaba de recibir el Premi Digitalitza. “La digitalización permite concretar mucho más; pasar de las ideas a los hechos. Nos ofrece una base numérica para poder administrar todo nuestro modelo de negocio, lo que nos hará pasar de vender productos a vender servicios”.

Además, la compañía destaca por su filosofía Decoding Coffee (descifrando el café), que le permite garantizar la trazabilidad desde el árbol a la taza. “Este sistema nos ofrece a todos los actores de la cadena de valor un mismo lenguaje que guía nuestro trabajo, en función de la productividad, la calidad y la satisfacción del consumidor final”, concluye la misma fuente.

Temas

Empresas