Nuevo máximo

Récord histórico en el precio de la luz: este miércoles escala hasta los 106,57 euros

El coste del megavatio-hora superará los 103,76 euros del 11 de enero de 2002

El precio de la luz marca un nuevo máximo histórico. En la foto, una mujer comprueba la factura de la luz junto a un contador. / JAVIER DE LA FUENTE / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Era una cuestión de tiempo, de días. Después de dos meses con un precio medio en el mercado mayorista de la electricidad completamente desbocado, el precio de la luz batirá este miércoles todos los récords al alcanzar los 106,57 euros el megavatio-hora, por encima del máximo de 103,76 euros registrado el 11 de enero de 2002, según los datos publicados por el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

Este incremento del coste de la luz se debe al alza del precio en el mercado internacional del gas natural, ante el auge del consumo en China y la falta de suministro de los gaseoductos rusos, unido al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2. Estos dos factores afectan directamente a los ciclos combinados y, al no haber este miércoles prácticamente nada de viento, serán estos o la hidráulica, que casi siempre entra al mismo precio que los ciclos porque se guía por el coste de oportunidad (qué supondría que no entrara) los que marquen el precio, pues el mercado español se rige por un sistema marginalista en el que todas las tecnologías se retribuyen al precio que marca la última que casa oferta y demanda. Además, esta vez la jornada coincide con una demanda eléctrica muy elevada por la ola de calor que afecta a toda España y que alcanzará mañana su nivel más alto en lo que va de mes de julio, lo que tensiona si cabe más el mercado.

El precio diario es siempre una mera anécdota que se puede dar por una tormenta perfecta de factores que coinciden en el tiempo. Pero esta vez, esa tormenta lleva demasiado tiempo sin dar tregua: en lo que va de mes de julio se han registrado 11 de los 16 precios más altos de la historia del mercado mayorista cuyos registros comienzan en el año 1998. Así, la media de los primeros 21 días de mes asciende a 92,04 euros, muy por encima de los 82,95 euros del mismo periodo de junio que hicieron desatar todas las alarmas y provocaron que el Gobierno activase una serie de medidas "provisionales" para mitigar el efecto del alza sobre la factura de los consumidores. Y todavía más lejos de los 51,80 euros de media de los primeros 21 días de junio de 2019.

En toda Europa

Pero estas cifras no son aisladas, sino que son similares al resto de países del entorno que también marcarán este miércoles precios extremadamente altos. Aunque España, en vez de en el pelotón, va más bien en cabeza, entre Reino Unido (113,8 euros) e Italia (103,7 euros). Les siguen Francia, Alemania y Países Bajos y Bélgica a 91,01 euros, 89,99 euros, 89,13 euros y 88,13 euros, respectivamente. Y más alejados se encuentran los Países Nórdicos, tradicionalmente más baratos, a 54,73 euros.

En lo que va de mes de julio se han registrado 11 de los 16 precios más altos de la historia

Y según la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, estos precios altos marcarán la tendencia de los próximos meses porque "todavía la expectativa de precios de gas natural y CO2 está alta". "Es posible que el Sr. Putin abra el grifo del gas y de repente caigan los precios y también el CO2", ha bromeado la ministra, ante la dificultad de que la situación mejore. No obstante, Ribera ha revelado que el Ejecutivo está "en discusiones con la Comisión Europea para ver de qué modo se puede paliar este impacto" de los precios del gas y del CO2 sobre la luz.

Día clave

Noticias relacionadas

Para rebajar el impacto del precio mayorista de la electricidad sobre la factura, el Gobierno activó medidas temporales como reducir el IVA del 21% al 10% y suspender durante tres meses el impuesto del 7% sobre la generación de electricidad que, precisamente, deben ser avaladas este miércoles por el Congreso de los Diputados. Además, de forma más estructural inició los tramites para eliminar la mayor parte de la sobrerretribución que reciben las nucleares e hidráulicas por los dividendos de CO2, así como para trasladar una parte de los cargos que se pagan en el recibo de la luz (primas a las renovables) a las empresas energéticas.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista afecta al 30% de la factura de la luz de los consumidores, un 40% corresponde a los peajes (el coste de las redes de transporte y distribución) y cargos (costes asociados al fomento de las renovables, a las extrapeninsulares y las anualidades del déficit de tarifa) y el resto son los impuestos (IVA e Impuesto Especial de la Electricidad). Este precio repercute directamente en la factura de la luz de los 10 millones de usuarios que tienen un contrato de energía en el mercado regulado (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) o aquellos en el mercado libre con un precio indexado al mercado. A pesar de estos vaivenes, el mercado regulado suele ser el más barato. Con todo, un alza continua de los precios mayoristas puede provocar que las eléctricas suban los precios al resto de consumidores del mercado libre (17 millones) que tienen un precio prefijado.