Cuentas públicas

La Airef reclama al Gobierno una estrategia fiscal "creíble y realista"

El organismo empeora el objetivo de déficit y alerta de la "elevada vulnerabilidad" que provoca el nivel de endeudamiento

La presidenta de la Airef, Cristina Herrero, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados.

La presidenta de la Airef, Cristina Herrero, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. / EFE / J J Guillen POOL

3
Se lee en minutos
El Periódico

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) exige certidumbre y seguridad para el marco fiscal de las autonomías y alerta de la "elevada vulnerabilidad para las finanzas públicas" del endeudamiento.

El organismo, que ha elevado una décima, hasta el 0,5 % del PIB, el déficit previsto para las comunidades autónomas en 2021, mantiene su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) español del 6,6% este año y pese a la flexibilidad de las reglas por la crisis, ha insistido en la necesidad de una estrategia fiscal a medio plazo que sea "creíble y realista" .

De acuerdo con las previsiones de la AIReF actualizadas este jueves, únicamente Canarias registrará superávit (0,2% de su PIB) al cierre de 2021. Los peores registros se esperan para la Comunitat Valenciana (1,7% de su PIB) y Murcia (1,5 %). Le siguen por encima de la media Castilla-La Mancha (0,9%), Extremadura (0,8%) y Andalucía (0,6%), mientras que en el 0,5% quedarán La Rioja, Galicia y Castilla y León. Por debajo, Catalunya y Aragón (ambas 0,4 %), Navarra (0,3 %), Asturias, Baleares y Cantabria (0,2 %), y País Vasco y Madrid (0,1 %).

La AIReF justifica la décima al alza del déficit autonómico para este año en una estimación más realista de la absorción de los fondos REACT-EU, que se traslada en parte a 2022, y a un incremento del gasto asociado al covid-19 en el ámbito sanitario y por las ayudas a empresas. En cualquier caso, señala que sus previsiones son en general más optimistas que las de las propias comunidades autónomas, de cuyas estimaciones sale un déficit del 0,8% del PIB para el subsector autonómico.

Respecto a la administración local, el informe subraya que la información financiera sobre deuda y depósitos de las corporaciones locales confirman la tendencia a la consolidación del superávit de este subsector en el entorno del 0,3% de PIB.

La AIReF estima una ligera reducción de la ratio de deuda autonómica a final de 2021 hasta un 25,5% del PIB debido al fuerte crecimiento esperado, ya que se mantiene la estimación de un deterioro fiscal en el conjunto del subsector.

El organismo presidido por Cristina Herrero empeora una décima su previsión de déficit público, hasta el 7,9%. Ha explicado que la inexistencia o la suspensión de las reglas fiscales no supone la falta de supervisión fiscal. Además, ha reiterado su recomendación de elaborar una estrategia fiscal a medio plazo que sea "creíble y realista". De hecho, Herrero ha resaltado que es necesario establecer una estrategia fiscal a medio plazo "lo suficientemente flexible y amplia" que cubra todo el periodo de Plan de Recuperación, que llega hasta 2026.

Así se desprende del informe sobre la ejecución presupuestaria, deuda pública y regla de gasto 2020, donde se recuerda que la AIReF tiene mandato de informar, antes del 15 de julio, sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, deuda y regla de gasto del ejercicio en curso.

Noticias relacionadas

Además, la AIReF ha destacado que el endeudamiento público estará cerca del 112,4% del PIB, lo que "supone una gran vulnerabilidad para las finanzas publicas. "El elevado nivel de deuda y el previsible deterioro del saldo fiscal de los próximos años sitúan también la sostenibilidad de las comunidades autónomas en una posición de mayor vulnerabilidad", según el texto.

Herrero ha incidido en que es el momento de aclarar todas las incógnitas para dar un poco de certidumbre y seguridad al marco fiscal de las administraciones territoriales. También ha señalado que ha habido una reactivación "muy intensa" a lo largo del segundo trimestre de la economía, fundamentada por las menores restricciones a la movilidad y a los avances en la vacunación.