AUTOMOCIÓN

Volkswagen y Seat ratifican que construirán una fábrica de baterías en España

  • El Grupo Volkswagen y Seat solicitarán participar en el Perte para impulsar el coche eléctrico con fondos europeos anunciado por el Gobierno español

  • La planta de Martorell podría producir la familia de coches urbanos eléctricos del Grupo Volkswagen a partir de 2025

Herbert Diess, consejero delegado del Grupo Volkswagen

Herbert Diess, consejero delegado del Grupo Volkswagen / Volkswagen AG

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

El Grupo Volkswagen y Seat construirán una fábrica de baterías en España. Así lo ha desvelado Herbert Diess, consejero delegado del consorcio alemán, en un evento en el que ha detallado su estrategia hasta el año 2030. La voluntad del grupo es convertir España en un hub de movilidad eléctrica cooperando con el Gobierno para transformarlo en un país líder en este campo. La compañía de Martorell y el Grupo Volkswagen solicitarán, para llevar a cabo sus planes, participar en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) presentado el pasado lunes por el presidente Pedro Sánchez para impulsar el coche eléctrico con 4.300 millones de los fondos europeos hasta 2023 y aprobado este martes por el Consejo de Ministros.

La planta de baterías española se convertirá en la tercera de las seis que el Grupo Volkswagen levantará en Europa para 2030 tras la de Alemania y Suecia. "Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica del país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del grupo", ha dicho Diess. "Tenemos la intención de construir la gigafábrica número tres en España. Esta localización permitiría un suministro altamente seguro para la producción de vehículos eléctricos prevista en el país", ha añadido Thomas Schmall, presidente del consejo de administración de Seat.Schmall ha detallado que la construcción de la potencial gigafábrica de baterías española se realizará junto a un socio estratégico que no ha nombrado. "En su fase final, a finales de la década, la planta podría tener una capacidad anual de 40 GWh".

Coches urbanos eléctricos 'made in Spain'

Estos vehículos que han nombrado los directivos alemanes son una familia de coches eléctricos urbanos que el Grupo Volkswagen pretende producir a partir de 2025. Seat ha posicionado Martorell como la planta más adecuada para su ensamblaje con el plan Future Fast Forward, que presentó en marzo, una estrategia para liderar la electrificación de la industria automovilística española a través de la producción de estos coches eléctricos. Herbert Diess se ha referido a la adjudicación de la familia de urbanos eléctricos del grupo a Martorell alegando que "dependiendo del contexto general y del apoyo por parte del sector público, a partir de 2025 la familia Small BEV podría fabricarse en España".

Noticias relacionadas

Por su parte, Wayne Griffiths, presidente de Seat y consejero delegado de Cupra, ha expresado que el objetivo de la marca española es "transformar la planta de producción de Martorell en una fábrica de vehículos 100% eléctricos". "Estamos preparados para transformar la industria española y para hacer realidad el potencial del plan Future Fast Forward", ha añadido.

Según expone Seat, el coche eléctrico urbano sería un proyecto "grande en términos de volumen potencial" y "un hito importante en el camino hacia la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático". Según sus cálculos, los vehículos eléctricos de este segmento oscilarían entre los 20.000 y los 25.000 euros, un precio "esencial para hacer accesible la electromovilidad al público general". La marca añade que su producción en España "serviría de motor para la generación de empleo, especialmente para los jóvenes.