Actividad estratégica

El sector de las renovables avisa: "Catalunya no avanza en la transición energética"

La mejora en la cobertura de la demanda eléctrica con fuentes verdes se debió en 2020 al covid y la meteorología

La industria insiste en que cualquier moratoria en la implantación eólica y solar es "una gran irresponsabilidad"

Parque eólico en la Serra de Pradell, en el Priorat.

Parque eólico en la Serra de Pradell, en el Priorat. / XAVIER JUBIERRE

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Pocos días después de que la 'consellera' de Acció Climàtica, Teresa Jordà anunciara limitaciones a la expansión de las energías renovables, el sector avisa: "Catalunya no avanza en la transición energética". El Observatori de la Energíes Renovables de Catalunya, que agrupa a las distintas entidades de este sector, ha advertido de nuevo que sería "una gran irresponsabilidad cualquier actuación política o administrativa que ampare o promueva una moratoria a la implantación de las energías renovables en Catalunya, sea directa o de facto".

El Observatori, que ha remitido un informe al Govern, avisa de que Catalunya no puede avanzar en la lucha contra la crisis climática y en su soberanía energética sin un despliegue continuado de energías renovables --Catalunya se encuentra a la cola a escala estatal- y alertan de que el freno a su expansión estimula la inversión en otros territorios. En este sentido, se da la circunstancia de que el freno a su expansión estimula la agrupación de proyectos, -más de 50 megavatios (MW)- con lo que las autorizaciones pasarían al Ministerio de Transición Ecológica, y escaparían al control de la Generalitat.

A su vez se hacen eco de las previsiones del Institut Català d'Energia (Icaen) según las cuales el coste de la transición energética en Catalunya es de 51.525 millones de euros si se opta por priorizar la eficiencia del modelo o de 6.000 millones más, hasta 57.210 millones, si se da prioridad al emplazamiento. El sector resalta que será precisa "una estrecha colaboración entre el sector púbico y el privado para poder asumir el reto". 

Ni un proyecto 

Cualquier cambio normativo, como el que anunció Jordà, aunque no lo mencionan explícitamente, "se debe llevar a cabo sin necesidad de hacer ninguna moratoria", según el Observatori. La 'consellera' anunció que modificará el decreto que en 2019 trató precisamente de agilizar la tramitación de estas instalaciones", pero en realidad no se ha avanzado. Mediante el decreto de 2019 se potenció el autoconsumo y se creó un órgano administrativo transversal, denominado ponencia, que cuenta con una fase de calificación previa (determina si un proyecto es o no viable) y luego el procedimiento de información pública y tramitación.

En calificación previa han entrado 149 proyectos eólicos y 389 solares, de los que se ha dado viabilidad al 36% en los primeros y al 5% en los segundos. Pero ni un solo proyectos ni eólico ni solar ha conseguido autorización y solo cuatro fotovoltaicos con 29 MW han pasado a información pública, lo que supone el 0,29% del objetivo previsto (6.000 MW eólicos y 4.000 solares en 2030). Como conclusión, la ponencia "es el órgano más estricto e España" con visiones sobretodo de medioambiente y urbanismo y, siendo la peor situación del país, lo peor sería una moratoria, ya que Catalunya aún pasaría a depender más de la energía de otras zonas, avisan.

La capacidad de generación eléctrica renovable apenas creció en 4,09 megavatios (MW) el año pasado, "muy lejos de los objetivos que el Observatori, de acuerdo con las metas establecidas por el Govern, que tenían que ser de 270 MW solares fotovoltaicos y 90 MW eólicos. Para 2021 tendrían que ser 600 MW fotovoltaicos y 400 eólicos, que son cifras "imposibles de alcanzar", lo que constata "el retraso del país en la transición energética".

Covid y meteorología

Aunque Catalunya se destaca como líder en crecimiento del autoconsumo, que suma una potencia instalada de 49,7 MW con 2.022 instalaciones, con esa fórmula no se podrán alcanzar los objetivos de descarbonización, alertan. La evolución favorable de la cobertura de demanda eléctrica el año pasado con energías renovables en Catalunya se debió esencialmente al impacto del covid en la industria, con lo que se redujo sustancialmente el consumo. Y además se produjo una meteorología especialmente favorable para la generación hidroeléctrica.

Noticias relacionadas

La demanda energética el año pasado se redujo un 6,5% y se cubrió básicamente con energía nuclear, seguida por los ciclos combinados (gas), que significaron el 11,8% del total, casi el 40% menos que en 2019; y la energía eólica fue el 5,7% de la demanda, el 16,3% menos que en 2019; y la fotovoltaica el 0,86%, un 7,7% menos. En resumen Catalunya cubrió con recursos ajenos el 80,4% de la demanda eléctrica (84,1% en 2019) y con recursos propios (agua, viento sol, biomasa...) el 19,6%( 15,9% en 2019). Pero esta mejora se tiene que atribuir "por desgracia a factores externos, como el impacto del covid y la meteorología". Ambos factores fueron también la causa de la reducción de emisiones de CO2 asociadas a la generación eléctrica.

Forman parte del Observatori APPA Renovables, Associació de Productors i Usuaris d’Energia Elèctrica (APUEE), CECOT, Clúster de la Bioenergia de Catalunya, Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya, Clúster Solar Solartys, Eoliccat, Institut de Recerca d’Energia de Catalunya (IREC), Pimec y UNEFCAT.