libre concurrencia

Bruselas multa con 875 millones a BMW y al grupo Volkswagen

  • Castiga a los dos grupos automovilísticos por restringir la competencia y limitar el desarrollo de tecnologías limpias en los coches nuevos diesel

  • El fabricante Daimler se libra de una multa de 727 millones por ser el primero en denunciar la existente del cartel

La comisaria Margrethe Vestager expone en Bruselas los límites de la AI.

La comisaria Margrethe Vestager expone en Bruselas los límites de la AI. / POOL

2
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Entre el 25 de junio de 2009 y el 1 de octubre de 2014 cinco fabricantes de automóviles alemanes -Daimler, BMW y el grupo Volkswagen- infringieron las normas antimonopolio de la UE al restringir la competencia en el ámbito de la limpieza de emisiones de nuevos turismos diésel. Como resultado y tras una investigación en profundidad, la Comisión Europea ha impuesto una multa de 875 millones de euros a BMW y el grupo Volkswagen ( que incluye también a Audi y Porsche). Los cinco reconocieron su participación en el cartel aunque Daimler se libra de la sanción (de 727 millones) por ser el primero en denunciar la existencia del cartel.

“Los cinco fabricantes de automóviles Daimler, BMW, Volkswagen, Audi y Porsche poseían la tecnología para reducir las emisiones nocivas más allá de lo que exige la ley, según las normas de emisiones de la UE. Pero evitaron competir en el uso de todo el potencial de esta tecnología” ha explicado la vicepresidenta y comisario de competencia, Margrethe Vestager. Durante el período en el que estuvo en vigor el cartel, los cinco fabricantes celebraron reuniones técnicas periódicas para discutir el desarrollo de la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR), que elimina las emisiones nocivas de óxido de nitrógeno (NOx) de los turismos diésel mediante la inyección del llamado 'AdBlue'.

Durante estas reuniones, y durante más de cinco años, los fabricantes de automóviles se aliaron para evitar la competencia y mejorar el sistema de limpieza aunque la tecnología, advierte el Ejecutivo comunitario, ya estaba disponible. Concretamente, los cinco fabricantes acordaron los tamaños y las gamas de los depósitos de ‘AdBlue’, sobre el consumo medio estimado e intercambiaron información comercial sensible sobre estos elementos. De este modo, sostiene Bruselas, eliminaron la incertidumbre sobre su conducta futura en el mercado con respecto a la limpieza de las emisiones de NOx y restringieron la competencia en las características del producto relevantes para los clientes.

Cooperación tecnológica

Noticias relacionadas

“Es intolerable. Es ilegal según las normas antimonopolio de la UE. La competencia y la innovación en la gestión de la contaminación de los automóviles son esenciales para que Europa cumpla nuestros ambiciosos objetivos del Pacto Verde y esta decisión demuestra que no dudaremos en tomar medidas contra todas las formas de conducta de cártel que pongan en peligro este objetivo”, ha añadido Vestager sobre la primera decisión de las autoridades de la competencia europeas que persigue la cooperación tecnológica cuando lo habitual suelen ser los cárteles de fijación de precios o reparto de mercado.

El grupo Volkswagen tendrá que abogar el grueso de la multa, 502,3 millones de euros, mientras que los restantes 372,8 millones los tendrá que pagar BMW. Ambos han visto reducir un 10% la sanción por colaborar. Daimler, según ha explicado Vestager, se libra de una multa, que podría haber alcanzado los 727 millones, por haber denunciado la existencia de este cartel. Vestager ha explicado que el caso no tiene ninguna relación con el escándalo "dieselgate", sobre emisiones contaminantes.