Automoción

Las entregas de coches nuevos se retrasan más de un mes por la crisis de los chips

  • Los pedidos a fábrica tardan un 65% más de tiempo, aproximadamente 190 días de media, en producirse ante la escasez de semiconductores.

  • Esta consecuencia supone un incremento del mercado de vehículo de ocasión que en primer semestre crecio un 41,9% respecto al pasado año.

Concesionario de Seat de Barcelona

Concesionario de Seat de Barcelona / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Si el mercado del automóvil ya lo tiene complicado de por sí por las consecuencias directas sobre los usuarios provocadas por la pandemia. Un daño colateral se añade al colapso comercial. La crisis de los microchips ha provocado que los fabricantes empiecen a sufrir para atender la demanda de vehículos nuevos, reflejo de los parones que han tenido que someter a sus líneas de producción por la escasez mundial de semiconductores. Todo ello se ha traducido, irremediablemente, a una demora en los plazos de entrega de los vehículos nuevos.

Según datos de la empresa promoCAR-Kantar mostrados esta semana en el congreso de Faconauto (la patronar de los concesionarios), la crisis de los microchips, unida a la pandemia, ha provocado que en lo que llevamos de año los tiempos de entrega de los pedidos de coche nuevo aumenten un 65%, pasando de los 66 días en enero a los actuales 109 (algo más de un mes y medio de promedio).

Cada vez hay menos stock de vehículos en las concesiones y los pedidos están entrando en un cuello de botella. Algunas marcas generalistas firmarían solo seis meses de demora en la entrega en algunos modelos de aquí a diciembre. Actualmente, algunas marcas premium, están soportando plazos de entrega de hasta ocho meses.

Muchos fabricantes, los que no han tenido que parar sus líneas de producción, están acumulando vehículos en estacionamientos habilitados a la espera de la llegada del microchip necesario para activar alguno de los componentes electrónicos que cada vez están más presentes en los vehículos. Centenares de coches sin elevalunas eléctrico esperan en las campas cerca de las fábricas.

Sube la segunda mano

Noticias relacionadas

Escasez de microchips (un 80% de la producción viene de Taiwan y Corea) y escasez de contenedores (el 80% del transporte mundial se realiza por mar). La combinación perfecta para golpear al sector que en lo que va de año ha experimentado un descenso de ventas de vehículo nuevo en España (respecto a 2019) del 34%.

Todo ello influye en el incremento del mercado de ocasión, que se sitúa en junio un 14,5% por encima de las cifras del mismo mes de 2020 y supone un 41,9% más de subida interanual. Las ventas de vehículos usados llegó en junio a su máximo histórico, con 196.139 unidades, la cifra más alta desde junio de 2017 (172.968).

Temas

Etric