Banca

La CNMC autoriza la fusión de Liberbank y Unicaja con condiciones

La falta de competencia en tres sucursales de la provincia de Cáceres obliga a fijar compromisos relativos a la transparencia y a las condiciones comerciales ofrecidas a los clientes

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid.

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid. / EFE

1
Se lee en minutos
El Periódico

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado la fusión por absorción de Liberbank por Unicaja en primera fase, aunque subordinada al cumplimiento de determinados "compromisos" por la falta de competencia en las sucursales provinciales de la provincia de Cáceres.

Según el regulador, en su análisis del mercado de banca minorista, la operación "no supondrá una amenaza para la competencia efectiva" a nivel nacional porque "las cuotas resultantes no son relevantes", pero "sí que supone una amenaza para la competencia efectiva en el mercado de sucursales a nivel provincial, en concreto en la provincia de Cáceres", añade.

Noticias relacionadas

En concreto, a través de un análisis local identificando los códigos postales (CCPP) donde ambas entidades solapan sus actividades en sucursales y un exhaustivo análisis de cuotas de mercado y número de competidores existentes en los entornos más afectados (tomando como consideración un eje de isócronas de 1,5 Km de distancia desde las sucursales de la entidad fusionada), concluye que en los 18 códigos postales en los que se produce el solapamiento, hay 3 en los que solo quedará la entidad y un único competidor tras la fusión.

Así, aunque en los tres casos la entidad resultante "no queda en situación de monopolio, tras comparar productos y condiciones ofrecidos por ambas entidades, la Comisión ha concluido que podrían existir riesgos para los clientes, tales como el aumento de comisiones o de empeoramiento de las condiciones" para los actuales clientes de Liberbank en determinados productos. Por ello, subordina la operación a una serie de compromisos propuestos por Unicaja, como son "comunicar a los clientes de Liberbank, de forma transparente, los posibles cambios de condiciones en productos y servicios que sean modificados como consecuencia de la fusión" y "ofrecer sus productos en condiciones comerciales no peores a las ofrecidas por la entidad resultante en el código postal en el que tenga la mayor presencia física de oficinas de entidades financieras competidoras" durante un período de 3 años para los clientes en las tres zonas que queden en situación de duopolio.