Mercado laboral

La ola de EREs repunta en Catalunya: 7.993 despidos hasta mayo y ya es el peor año desde el 2013

  • Las reestructuraciones empresariales se cobran 1.755 ceses en mayo y el número total de afectados es el peor desde el final de la Gran Recesión

Los trabajadores de H&M protestan frente a la tienda del Pº de Gràcia

Los trabajadores de H&M protestan frente a la tienda del Pº de Gràcia / RICARD CUGAT

Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La ola de eres vuelve a repuntar en Catalunya y entre enero y mayo se ha cobrado ya 7.993 despidos. Solo en los cinco primeros meses del año ha habido más afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) que en todo el 2020 y la cifra ya es la peor (a falta otros siete meses para cerrar el ejercicio) desde el 2013. Este 2021 va camino de emular el fatídico 2012, cuando, con 12.565 afectados por ere, se alcanzó el peor registro de la serie histórica. Así lo constatan los datos actualizados por el Departament de Treball este viernes por la tarde, en los que se visualiza una aceleración de la destrucción de empleo en comparación con los meses precedentes.

La histórica fábrica de bolis Bic Graphic, la automovilística Fico Transpar o la hospedería del Monestir de Poblet han sido algunas de las compañías que han sumado su nombre a la larga lista de firmas que han registrado un ere durante lo que va del 2021. Los datos del Departament de Treball solo computan los despidos colectivos que únicamente afectan a centros de trabajo ubicados en Catalunya. Es decir, no tienen en cuenta las recientes reestructuraciones de empresas como CaixaBank, BBVA o El Corte Inglés, entre muchas otros, que también han cesado recientemente a trabajadores suyos, pero lo han hecho a la vez en distintas sedes repartidas por toda España.

La industria del automóvil está siendo el sector más damnificado, con las subcontratas de Nissan anticipando el cierre definitivo de sus factorías y alimentando la estadística. La caída de ventas en el sector, los problemas logísticos con los microchips y la ya en curso transición hacia el vehículo eléctrico están golpeando duro entre los trabajadores del ramo. Casi la mitad de los 7.993 afectados por ere en Catalunya provienen de compañías especializadas en la fabricación de vehículos de motor.

Del erte al ere

Noticias relacionadas

El otro gremio que está también optando por los ceses colectivos y que se ubica en el segundo puesto en cuanto a víctimas laborales es el de la restauración, con 729 despedidos. Hasta ahora los ertes (expedientes temporales) estaban absorbiendo gran parte de este impacto, que ha recaído con especial contundencia en una actividad muy lastrada por las restricciones sanitarias. Pero tras casi año y medio de pandemia, parte de las empresas del sector están optando por medidas para definitivas y no tanto temporales y están recortando plantillas.

La transición del erte al ere ya se nota en las estadísticas. Industria del automóvil a parte, pues esta transita por su propia crisis, las actividades que más restricciones han sufrido y que más dependen de la movilidad internacional son las que más eres están registrando. Detrás de la restauración vienen las bibliotecas y los museos, con 299 despidos en lo que va de año. Los 231 ceses de MagmaCultura, una subcontrata que gestiona servicios para la Sagrada Familia o la Casa Museo Gaudí; alimentan gran parte de estos. También las agencias de viajes, como la Barcelona Guide Bureau, que cesó a 50 personas en abril, se han visto especialmente afectadas. Este gremio, en total, suma 219 afectados por ere.