Expansión

Celsa Group se refuerza en Francia con una alianza con Intersig

Después de invertir 60 millones en su planta de Bayona, el grupo catalán acuerda coordinarse con su socio y producirá al año 550.000 toneladas de productos laminados de acero

La operación consolida a la compañía propiedad de la familia Rubiralta en uno de los mercados más estratégicos de Europa y le abre la puerta a otros como Bélgica y Holanda

Francesc Rubiralta, derecha, firma el acuerdo con su socio de Intersig

Francesc Rubiralta, derecha, firma el acuerdo con su socio de Intersig / CELSA

Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Periodista

ver +

La filial francesa de Celsa Group, de la familia Rubiralta, se refuerza en Francia con una alianza e Intersig, filial delgrupo holandés Van Merksteijn, el mayor fabricante europeo de productos trefilados. Gracias a este acuerdo, la compañía siderúrgica catalana, que está pendiente desde hace meses de una inyección de capital por parte de fondo público creado para paliar los efectos de la crisis del covid en empresas estratégicas, incrementará de forma notable su negocio en los mercados locales desde su complejo industrial situado en Bayona (Nueva Aquitania), donde ha invertido 60 millones de euros, hasta alcanzar una producción anual de 550.000 toneladas de productos laminados de acero. y será la mayor acería del sur de Europa.

Según fuentes de la compañía, "la importancia estratégica del acuerdo radica en que supondrá, en un futuro próximo, liderar el destacado mercado francés, clave para acceder a otros como los de Bélgica y Holanda". Con este contrato Celsa se garantiza la colocación sostenible y eficiente, en términos de costes logísticos, de un producto final elaborado para un mercado estratégico en Europa como es el francés, lo que permitirá a la compañía española posicionarse como la primera siderurgia privada europea en la fabricación de productos largos de acero. El hecho de que la operación se lleve a cabo mientras espera el rescate público demuestra que la compañía "está viva", según fuentes próximas a la misma.

El acuerdo, negociado entre ambas compañías en los últimos meses, permitirá aumentar la integración vertical a lo largo de la cadena de suministro en Francia, aumentando la oferta de acero fabricado y suministrado localmente y proporcionando así una sólida alternativa para los clientes franceses. Los clientes del mercado francés tendrán a su disposición una cartera de productos que cubrirá cualquier formato disponible en el mercado.

Integración vertical

Adicionalmente, la integración vertical en Bayona, así como la interacción logística entre las instalaciones de ambas empresas, ubicadas respectivamente en Bayona y Saint Pourçain (Auvernia), redundará en una optimización del abastecimiento del mercado, una mayor eficiencia energética, la reducción de emisiones e impacto ambiental, y una mejora de la competitividad y fiabilidad del suministro de acero en Francia.

Para el presidente y consejero delegado de Celsa Group, Francesc Rubiralta, “con esta alianza el grupo culmina en tiempo y forma, en un entorno de la máxima dificultad debido a la pandemia, el plan estratégico 2017-2021 gracias a la puesta en marcha del tren de laminación, principal objetivo industrial del mismo, cuya construcción ha supuesto una inversión total de 60 millones de euros, y a este acuerdo alcanzado que se alinea con uno de los cinco pilares en los que se basaba el citado plan”.

Celsa France prevé iniciar la fabricación en su nuevo tren de laminación, que contará con un capacidad de producción de 550.000 toneladas anuales, antes de finalizar el presente ejercicio y empezar así a suministrar producto tanto a Intersig France como al resto de sus clientes franceses. El desarrollo de esta nueva infraestructura industrial, básica para complementar la actividad y para configurar un complejo siderúrgico en Francia altamente competitivo, se enmarca en la puesta en marcha del plan estratégico definido por el grupo con el objetivo de afianzar su crecimiento y mirar al futuro con garantías desde una perspectiva responsable y alineada con el impulso de modelos de actividad basados en el concepto de la economía circular.

Productos largos de acero

Entre los pilares clave sobre los que se sustenta el plan de negocio se encuentran el liderazgo en productos largos de acero, un aspecto en el que el proyecto de Celsa France está llamado a jugar un rol determinante; la diversificación geográfica y de productos; la integración de la actividad con el fin de posicionar a CELSA Group como referente en servicios vinculados al acero; la apuesta por la innovación y la Industria 4.0 con el objetivo de liderar la transformación del sector, así como la competitividad en costes.

El desarrollo sostenible y el impulso de la economía circular son también palancas que, de forma transversal, motivan la actividad de la compañía. Actualmente, el grupo recicla ocho millones de toneladas de chatarra férrica al año, lo que representa la mayor recicladora de España y la segunda de Europa. El nuevo tren de laminación contribuirá a minimizar el impacto de la actividad industrial permitiendo una mejora de la eficiencia energética y ambiental a través de un menor consumo de energía. Además, la capacidad de prestar a los clientes un servicio integral desde las instalaciones de Celsa France reducirá las emisiones derivadas del transporte logístico de mercancías.

Noticias relacionadas

Celsa es la compañía siderúrgica privada líder en España, ya que supone por sí sola el 1,3% del PIB industrial español y el 0,7% de las exportaciones industriales, es líder en Europa en productos de acero elaborados como corrugados, ferrallas, trefilerías, perfiles, pletinas y malla, además de ser el líder en España y el segundo grupo industrial en Europa en el reciclado de chatarra. Asimismo, es el tercer consumidor en España de energía eléctrica. En 2019 facturó un total de 4.120 millones de euros.

 

Temas

Empresas