Energía

¿Hay alguna relación entre las nuevas tarifas y la subida de la luz?

  • La electricidad en el mercado mayorista lleva meses desbocada por los derechos de emisión de CO2

  • Las nuevas tarifas empujan de tal manera las cotizaciones que se ven precios por hora nunca vistos antes 

Un técnico revisa los contadores de electricidad

Un técnico revisa los contadores de electricidad / Archivo

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

El precio de la electricidad en el mercado mayorista se encuentra en los primeros días de junio en el entorno de los 80 euros el megavatio-hora, un precio caro si se toma como referencia la media de los primeros ocho días del periodo 2016 y 2019 (49,56 euros el megavatio-hora). El motivo del alza no se debe a las nuevas tarifas eléctricas, que entraron en vigor hace una semana, pero estas empujan de tal manera estos precios que provocan cifras nunca vistas en determinadas horas del día (las denominadas horas 'punta').

Por un lado, está el precio de la luz en el mercado mayorista (el conocido como ‘pool’), que lleva desde el mes de abril desbocado debido al alza de los derechos de emisión de CO2. El mercado español se rige por un sistema marginalista, el precio que marca la última tecnología en casar oferta y demanda se establece para el resto de tecnologías. Por lo tanto, si la última tecnología son los ciclos combinados (que queman gas natural) todas se verán beneficiadas por el precio del CO2 y, por tanto, los precios se elevarán.

Esto es lo que ocurrió en los meses de abril y mayo y lo que provocó que el Consejo de Ministros decidiera reducir el 90% de los dividendos de CO2 que reciben las centrales nucleares e hidráulicas para reducir una parte de los costes regulados que se incluyen en la factura de la luz.

Por otro, están las nuevas tarifas, que cuando los precios son altos en el mercado mayorista disparan los precios horarios en las horas más caras (franja 'punta') pero al mismo tiempo reducen el precio horario en las horas más baratas. El motivo es que antes de que hubiera un cambio en la estructura tarifaria, los peajes y cargos tenían un precio más o menos constante a lo largo de todo el día que se situaba en el entorno de los 5 céntimos el kilovatio-hora (sin impuestos). Pero ahora hay tres tramos horarios, el 'valle', el 'llano' y el 'punta', en el que los peajes y cargos suponen 1 céntimo por kilovatio-hora, algo más de 4 céntimos por kilovatio-hora y 13 céntimos por kilovatio-hora, respectivamente. Por tanto, el periodo 'punta' siempre va a ser más caro que antes al partir de unos 13 céntimos y si se le añade un precio en el 'pool' alto el resultado es que se disparará todavía más.

Por ejemplo, a las 20 horas de este martes 8 de junio, el precio será de 24 céntimos el kilovatio-hora, de los cuales 13 céntimos corresponden a los peajes y los cargos. El año pasado en la misma fecha y hora, el precio era de 8 céntimos, de los cuales 4 céntimos correspondían a peajes y cargos, aunque entonces estaba afectado por la pandemia del coronavirus y el descenso de la demanda que hizo caer los precios. En 2019 fue de 10 céntimos (fin de semana) con unos peajes de 4 céntimos; los mismos que en 2018, cuando el precio a esa hora fue de 12 céntimos (viernes), y en 2017, con un precio de 11 céntimos.

Noticias relacionadas

Otra cosa sería que aprovechando esta situación las compañías eléctricas manipulasen de alguna manera los precios del ‘pool’, pero para ello la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se encarga de revisar que eso no ocurra en ningún momento. Además, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reiterado este lunes en una carta a la presidenta de la CNMC que este vigilante y "analice cualquier posible comportamiento irregular o mala práctica de mercado por parte de los operadores coincidentes con la entrada en vigor de la nueva estructura tarifaria".

El objetivo de los nuevos peajes es cambiar la curva de demanda para que los usuarios pasen de consumir en las horas 'punta' a hacerlo en el resto ('valle' y 'llano'), y de ahí el incremento de los precios de los peajes y cargos en las horas 'punta'. Así, el precio de la factura de la luz, si se mantienen los precios del 'pool' altos harán subir la factura, pero si se mantuvieran igual que el año pasado, un usuario medio vería reducido su recibo de la luz a fin de mes, mientras que un usuario con discriminación horaria vería como se aumenta. Según la CNMC, a precios iguales, la factura de la luz abarataría el recibo un 3,4% en el caso de los usuarios de PVPC, mientras que para quienes tuvieran discriminación horaria lo aumentaría en 2 euros.