Un año después del ere

Unos 5.000 vecinos y empleados de Alcoa se concentran en Lugo

  • El comité de empresa prevé iniciar el miércoles con Liberty una serie de reuniones con posibles compradores de la planta

Varias personas participan en una concentración en conmemoración del año de “lucha” por la planta de aluminio y los puestos de trabajo de Alcoa San Cervo, en la Praza do Concello de Xove, Lugo.

Varias personas participan en una concentración en conmemoración del año de “lucha” por la planta de aluminio y los puestos de trabajo de Alcoa San Cervo, en la Praza do Concello de Xove, Lugo. / EUROPA PRESS / CARLOS CASTRO

3
Se lee en minutos
Europa Press / Efe

Vecinos de la comarca de A Mariña y trabajadores de la planta de Alcoa San Cibrao, en Cervo (Lugo), han vuelto a protagonizar este domingo una multitudinaria concentración frente al Ayuntamiento de Xove para urgir al Gobierno central, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a acometer la "intervención temporal" de la fábrica. La protesta, en la que han participado en torno a 5.000 personas, según cifras estimadas por el comité de empresa, ha servido también para recordar que hace un año del inicio de las movilizaciones contra el ERE planteado el 28 de mayo de 2020 por la multinacional.

Este expediente, que posteriormente fue suspendido por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, está ahora pendiente de lo que decida el Tribunal Supremo sobre el recurso presentado por Alcoa. En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, ha agradecido la "muy buena" acogida que ha tenido la movilización, que ha discurrido "en un tono reivindicativo" tras 365 días con más de 500 empleos en el aire.

La plaza del Ayuntamiento de Xove y las calles colindantes se han llenado este mediodía de cascos, monos de trabajo, globos azules y pancartas en las que se podía leer las ya habituales consignas 'Enerxía solución', 'Alcoa sálvase loitando' y 'Madrid, escoita, A Mariña está en loita'. Incluso han hecho saltar por los aires una tarta de cumpleaños para simbolizar el tiempo transcurrido desde la presentación del ERE.

Pendientes de la SEPI

Un año después, tal y como ha lamentado el presidente del comité de empresa, los trabajadores siguen "pendientes" de una intervención temporal por parte de la SEPI que, de hecho, es un "mandato del Parlamento de Galicia y del Congreso". Esta compra pública temporal serviría, explica Zan, para que luego el Estado venda la fábrica a un tercero que garantice en ella la carga y los puestos de trabajo.

En este momento están en marcha las conversaciones con seis potenciales compradores para la posible venta de la fábrica de aluminio a través de la SEPI, y la propia Alcoa se ha comprometido a trabajar directamente con ellos para definir las condiciones de la operación, pero con el compromiso de que la transacción se hará, llegado el momento, con la mediación del Gobierno de España.

Zan han aprovechó su intervención en la concentración para anunciar que la próxima semana la representación de la plantilla empezará a reunirse con las empresas interesadas en hacerse con la planta de aluminio. La primera de esas reuniones tendrá lugar con representantes del grupo Liberty, aunque previsiblemente se iniciarán también los contactos con "algún otro" posible comprador.

Primeros contactos

Noticias relacionadas

El grupo Liberty, a través de su división de aluminio, Alvance, fue el primero en mostrar interés por la adquisición de la fábrica de San Cibrao y el comité de empresa ya se reunió en su momento con los directivos de la multinacional británica para conocer sus intenciones y el proyecto industrial de esa compañía para la factoría mariñana. Si finalmente llegan a producirse, las reuniones de la próxima semana con otros posibles compradores interesados en la adquisición de la fábrica de aluminio serían una primera toma de contacto.

En los días previos a la celebración de esta concentración, el presidente del comité ya avisó de que el proceso de negociación tiene que servir para no caer en los "mismos errores" que se produjeron en las plantas de A Coruña y Avilés, porque el objetivo es elegir un comprador que garantice el futuro de la fábrica, con una propuesta "plausible", acompañada de los correspondientes planes "energético e industrial". De hecho, Zan recordó que es fundamental que el futuro comprador llegue acompañado por un "socio energético" que garantice un precio competitivo del suministro eléctrico, habida cuenta del elevado porcentaje que supone en los costes de producción del aluminio.

Temas

Empresas