fondos europeos

Los Veintisiete dan vía libre a Bruselas para emitir deuda y financiar el fondo de recuperación

  • Polonia y Austria han sido los últimos Estados miembros en completar el trámite y ratificar la decisión de recursos propios

  • La ratificación de la norma permitirá a la Comisión Europea empezar a captar financiación en los mercados a partir de junio

Banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas.

Banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas. / Michael Kappeler

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El largo y complicado camino hacia las ayudas del Fondo de recuperación Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros y destinado a apoyar y reflotar las economías europeas más golpeadas por la pandemia del coronavirus, empieza finalmente a despejarse. Todos los Estados miembros han ratificado y completado la decisión sobre recursos propios, la norma que permitirá a la Comisión Europea acudir a los mercados en busca de la financiación necesaria. Bruselas confía en que la emisión de deuda común podrá comenzar en junio y los primeros desembolsos podrán realizarse en julio.

Rumanía y Hungría concluyeron la tramitación parlamentaria el miércoles y este jueves lo han hecho los dos últimos que quedan por cumplir, Austria y Polonia. “Con el voto positivo de los parlamentos de Austria y Polonia todos los Estados miembros han finalizado el proceso parlamentario para la aprobación de la decisión sobre recursos propios”, ha celebrado el comisario de presupuestos, Johannes Hahn. “Es un paso importante para el relanzamiento de la economía europea”, se ha sumado el comisario de asuntos económicos, Paolo Gentiloni.

La Comisión Europea confía en completar las últimas etapas necesarias antes de finales de “mayo lo que nos permitirá lanzar el Next Generation EU y empezar a pedir prestado en los mercados en junio”, ha precisado Hahn aunque sin dar una fecha concreta sobre cuánto se producirá la primera emisión de deuda. "No es algo que podamos decir de antemano ", ha explicado el portavoz Balasz Ujvari. Pero “una vez completado el proceso de aprobación la Comisión identificará los mejores momentos para empezar a pedir prestado teniendo en cuenta las condiciones del mercado y los planes de emisiones de nuestros socios en la UE”, ha explicado un portavoz del Ejecutivo comunitario.

El objetivo es “llegar a una amplia gama de inversiones y obtener condiciones de precios óptimos” y por eso “el momento adecuado es fundamental”, explican las mismas fuentes que confirman que el siguiente paso ahora, una vez que los cinco Estados miembros que quedan formalmente por notificar la decisión -Países bajos, Rumanía, Hungría, Austria y Polonia- será aprobar la decisión de préstamo anual, que establecerá el límite máximo para las operaciones este año y que posteriormente se adoptará anualmente al inicio de cada año, y el plan de financiación para 2021, que dibujará el mapa de las emisiones de deuda de los siguientes seis meses. "Estas decisiones deberán adoptarse a principios de la próxima semana", ha añadido el Ejecutivo comunitario.

Desembolsos en julio

En todo caso, si Bruselas empieza a emitir deuda en las próximas semanas, los primeros desembolsos podrían producirse ya en el mes de julio, tal y como han reclamado los gobiernos de España, Francia o Italia que esperan recibir las primeras ayudas antes de la pausa estival. El calendario definitivo, no obstante, dependerá de la aprobación de los planes nacionales de inversión y reformas que los Estado miembros están obligados a remitir al Ejecutivo comunitario a cambio del dinero.

Noticias relacionadas

En cuanto se produzca la aprobación –Bruselas tiene dos meses de plazo para revisar los planes y el Consejo Ecofin uno más para adoptar la recomendación por mayoría cualificada- Bruselas podrá autorizar los primeros desembolsos. Concretamente, un anticipo del 13% -unos 9.000 millones en el caso de España que ha pedido 69.500 millones en subvenciones- cuyo visto bueno solo depende de la aprobación del plan.

Para recibir el resto de los fondos asignados –dos tramos por año- España y el resto de socios europeos que han pedido ayudas al fondo de recuperación deberán cumplir los hitos y objetivos prometidos para ejecutar las reformas e inversiones prometidas en sus respectivos planes. Si no se cumplen, la Comisión Europea podrá bloquear los pagos o autorizar solo pagos parciales. Hasta este jueves son 19 los países que ya han presentado sus planes nacionales de inversión y reformas. La Comisión Europa confiar en adoptar la recomendación de decisión de aquellos planes remitidos antes del 30 de abril -entre ellos España- antes de finales de junio. El resto de los presentados hasta ahora la recomendación se adoptará antes de finales de julio.