Año y medio de escudo social

La factura de sostener los ertes y las ayudas de autónomos: 39.507 millones de euros

  • Ocho millones de trabajadores, entre asalariados y por cuenta propia, han estado cubiertos en los últimos 14 meses por alguna de las medidas del escudo social

Firma del pacto para prorrogar ERTE

Firma del pacto para prorrogar ERTE / FERNANDO VILLAR (EFE)

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno ha tramitado este jueves por la tarde la quinta prórroga de las ayudas para los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y los autónomos. Este acuerdo, que se extenderá hasta el 30 de septiembre, viene avalado por el consenso con la patronal y los sindicatos más representativos. "La marca de la casa del Gobierno de España se llama diálogo social", ha reivindicado la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz; ya con el alta médica tras su baja puntual esta semana. Es una prolongación más del escudo social por el que han estado cubiertos unos ocho millones de trabajadores desde que comenzó la pandemia.

Actualmente la cifra de personas que dependen de estas ayudas ha descendido sustancialmente, gracias a la reactivación de la economía y los avances de la vacunación. No obstante, el desembolso acumulado de recursos públicos para mantener estas ayudas hasta ahora no tiene precedentes y el esfuerzo para sostener los ertes, las ayudas para autónomos y las bajas por incapacidad temporal por covid está siendo elevado. Sumando las diferentes partidas del SEPE y la Seguridad Social, desde marzo del 2020 hasta ahora el Estado ha desembolsado un total de 36.107 millones de euros. La prórroga supondrá, según cálculos del Gobierno, unos 3.400 millones más. Es decir, desde el primer estado de alarma hasta septiembre del 2021 el Estado habrá desembolsado un total de 39.507 millones de euros.

Con la actual prórroga quedarán cubiertos alrededor de un millón de trabajadores, entre asalariados y autónomos. "Muchas familias van a poder dormir tranquilas", ha destacado Díaz en la rueda de prensa posterior al Consejo; en la que ha reivindicado la "política de lo cotidiano, de las cosas pequeñas".

El nuevo sistema de protección incorpora un sistema de ayudas para tratar de acelerar la vuelta a la actividad de las empresas en erte. Algo que ha generado hostilidad en todo momento entre patronal y sindicatos, más proclives a no introducir cambios, pero que era una línea roja para el el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá. "El esquema de protección, por una parte, seguirá acompañando a aquellos que sigan teniendo restricciones, pero al mismo estimulará e impulsará a la activación de trabajadores y la vuelta de actividad de las empresas", según ha resumido.

Quinto acuerdo con consenso social

La tramitación vía Consejo de Ministros extraordinario de dicho acuerdo ha llegado precedida por un acto de la firma del mismo, celebrado en el Ministerio de Trabajo apenas tres horas antes del cónclave ministerial. En nombre del Gobierno han suscrito el acuerdo la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, mientras que por parte de CCOO y UGT han firmado sus máximos responsables, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente. A la patronal la ha representado el presidente de Cepyme y vicepresidente de CEOE, Gerardo Cuerva.

El consenso entre el Gobierno y los agentes sociales es que los ertes, con sus limitaciones, están representando una medida de "éxito" y de "amortiguador social"; según ha definido Díaz. Dado que la caída del PIB ha sido diez veces superior a la destrucción de ocupación registrada desde marzo del 2020. "Hace un año y pico, ¿quién nos iba a decir que hoy tendríamos más afiliados a la Seguridad Social y al RETA que antes de la pandemia?", ha reflexionado Escrivá.

Desde CCOO, Unai Sordo ha destacado que este nuevo acuerdo social forma parte de la "historia de éxito" de los ERTE, que arrancaron en marzo de 2020 y que por ahora seguirán hasta el 30 de septiembre, momento a partir del cual se volverá a evaluar la situación. Gracias a este instrumento, ha añadido Sordo, "se han sujetado millones de puestos de trabajo" y se ha hecho sin una fórmula "mágica ni milagrosa", sino socializando las cotizaciones y los salarios de los trabajadores con una importante cantidad de recursos públicos.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha empezado su intervención diciendo que "bien está lo que bien acaba" y agradeciendo el trabajo realizado a todas las partes del diálogo social. "Los ERTE son un instrumento de éxito, que nos ha posibilitado que hoy en nuestro país una parte importante del empleo y de las empresas se puedan reconstruir a partir de esta hibernación", ha apostillado.

Noticias relacionadas

Desde Cepyme, su presidente, Gerardo Cuerva, ha resaltado que con este acuerdo se pone de manifiesto la importancia de esa "infraestructura sorda" que es el diálogo social. "Sacamos lo mejor que tenemos para construir España, sabiendo que todas las partes nos dejamos pelos en la gatera", ha apuntado. Cuerva, que ha tenido palabras de ánimo a la ministra Díaz tras su baja médica, ha indicado que, "desgraciadamente", todavía hay muchas empresas que lo están pasando mal, por lo que no es el momento de retirar los erte ni ningún estímulo económico que ayude a arrancar la actividad.